Reparación | Del derecho a reparar al derecho a transformar: ¿la vuelta del tuning?

Juan Francisco Calero, en un video de Youtube del Grupo Serca, ha insistido en la importancia de ampliar las opciones de negocio y sumarse a la tendencia que se está imponiendo en Europa.

Los talleres de vehículos luchan por el derecho a reparar, aquel que permita al usuario poder llevar su coche a revisión al lugar que ellos quieran y no solo a los servicios del fabricante que montó los equipos por primera vez. Sin embargo, estos negocios no solo deben luchar por el derecho a reparar, también por el derecho a transformar.

Como ha destacado el especialista Juan Francisco Calero en un video de Youtube del Grupo Serca, se trata de una tendencia que ya se está incluyendo en algunos países, "es algo a lo que los talleres tenéis derecho y puede ser una fuente de negocio", ha subrayado.

En este sentido, ha recordado un fenómeno que estaba arrasando en el mundo de la posventa a principios de siglo, el tuning, apuntando a que "desapareció por culpa de una normativa que no supo alinear lo que era un negocio y una industria pujante con una normativa seria y segura que dejara un mínimo de libertad", y por consiguiente, terminó con este negocio para los recambistas y vendedores de accesorios, así como para los talleres.

Desde entonces, la industria del automóvil ha avanzado mucho y una de las prioridades es el derecho a reparar. Aparejado a ello, los talleres deben luchar también por el derecho a transformar, ampliando así las oportunidades de negocio y sumándose a una tendencia que comienza a imponerse.

Calero ha puesto como ejemplos un vehículo que ha probado recientemente. Se trata de un modelo Honda E, con estética interior y exterior de los años 70-80, "es como un vehículo del pasado traído al presente. Esta tendencia de hacer vehículos eléctricos con una estética llamativa, curiosas, retro, se va a ir imponiendo con fuerza como una opción más".

En el lado opuesto, el retrofit, también es una opción para los centros de reparación que se abre en el futuro. Los talleres deben ser capaces de convertir coches antiguos o clásicos, también con cierta edad, para que tengan una nueve vida. Para ello, se sacará el motor térmico y se añaden una serie de accesorios y un nuevo sistema de propulsión esencialmente eléctrico. "Es técnicamente posible y una técnica de negocio para los talleres, como en su día fue el tuning".

Juan Francisco Calero ha insistido en la importancia de aprovechar las nuevas tendencias en automoción y luchar para hacerlo posible en un contexto en el que España cuenta con las normativas más duras y restringidas, "con más pegas para hacer cualquier cosa a un coche", con el fin de mejorar las prestaciones sin alterar gravemente las características originales del producto.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña