Reparación | Cómo controlar el tiempo de ciclo en el taller

No se debe confundir con el tiempo que se pasa trabajando sobre el vehículo, es decir, el tiempo productivo.

Cuanto menos tiempo pase el coche en el taller, mayor será la satisfacción del cliente
Cuanto menos tiempo pase el coche en el taller, mayor será la satisfacción del cliente

El tiempo que pasa un vehículo en un taller es de vital importancia para poder fidelizar al cliente. Así, cuanto menos tiempo pase en el centro de reparación, mayor será la satisfacción del cliente y la posibilidad de que vuelva al establecimiento.

A este periodo en el que vehículo se está reparando se denomina tiempo de ciclo. Este debe ser tenido en cuenta desde diferentes perspectivas: financiera, gestión, administración, procesamiento de pedido y producción, entre otras, según publica en un post CSS.

Por lo que respecta a la producción, es el tiempo que pasa desde que el vehículo llega al taller hasta que se le devuelve reparado a su propietario y no debe confundirse con el tiempo que se pasa trabajando sobre el vehículo (tiempo productivo). Es decir, la producción incluye preproducción, producción y posproducción, así como el trabajo administrativo asociado.

Por otro lado, el artículo indica que todas las reparaciones necesitan realizar un presupuesto, peritación si es necesario, gestión del recambio, carrocería, pintura, mecánica de apoyo y preparación para la entrega, y cada uno de ellos necesita su tiempo correspondiente.

La suma de todos ellos es el tiempo total de ciclo, un indicador de rapidez que muestra cuánto se tarda en entregar el vehículo reparado, lo cual está directamente relacionado con la capacidad del proceso (volumen de producción del taller) utilizando los recursos al máximo, es decir, cuántos coches se pueden reparar en un determinado espacio de tiempo.

Se trata de una relación matemática entre el trabajo en curso (vehículos que están en proceso en el taller) y la capacidad del proceso (los vehículos que se reparan al día). Teniendo esto en cuenta, cada vez que aumenta el número de vehículos en el proceso, se incrementa el tiempo de ciclo medio. Por ello, para optimizar los tiempos de ciclo, hay que controlar las entradas.

Como el objetivo del negocio es reparar el mayor número de coches en el menor tiempo posible, hay que optimizar la utilización de recursos, aumentar la capacidad del taller, reducir gastos y disminuir ineficiencias y cuellos de botella. Todo ello hará que se incremente la rentabilidad.

Además, la mejora de los ratios de crecimiento y aprovechar las oportunidades del mercado amplía el retorno sobre los activos, optimiza el flujo de caja, aumenta el nivel de compromiso de los empleados, aminora la posibilidad de daños al vehículo en reparación y ayuda a ser competitivos.

Sin embargo, desde CSS Gestión recuerdan que para ser ágiles, se requiere planificación y una integración completa en el negocio y los procesos de gestión.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña