Reparación | Qué hacer ante un coche inundado

Elementos que están sujetos a revisión en el taller en estos casos, dependiendo de la levedad o gravedad de los desperfectos.

Coche inundado.
Coche inundado.

Cuando se dan casos de lluvias torrenciales, a veces se trata de tormentas tan fuertes que el agua puede atrapar el vehículo, ya se encuentre estacionado en garaje o en el exterior.

En función de la levedad o gravedad de la situación, el taller deberá actuar de una forma o de otra, según explican desde SPG Talleres.

En el caso de las inundaciones leves, puede ser que predomine el barro. Este puede llegar al radiador y cegarlo, así como meterse en el interior del vehículo y en los desagües de la carrocería que se utilizan para evacuar el agua.

De esta manera, si el radiador queda obturado, el aire no podrá pasar entre sus celdas y esto hará que se sobrecaliente el motor. "Por tanto, en el caso de que nuestro coche se empape, se actuará en un primer momento limpiando el radiador", detalla SPG Talleres.

"Es prioritario, ya que, en el caso de que no lo reparemos, podría desencadenar en una avería más grande con un mayor desembolso económico del inicial", añade. Por otro lado, si el agua entra en contacto con el interior del coche es posible que se tengan que cambiar los tapizados, aislantes, mandos de control o las fijaciones.

No obstante, si el vehículo se inunda levemente, puede que solo sea necesario reemplazar el filtro del aire. Si no, se corre el riesgo de que aparezca moho, apuntan los expertos de la cadena de talleres.

En algunas ocasiones, el aceite de la caja de cambios se impregna de barro o de agua, por lo que habrá que sustituirlo, así como sus filtros. Si los tapones de los desagües internos quedan taponados, la chapa se oxidará y "su reparación asciende a altas cantidades".

Por otra parte, las conexiones eléctricas pueden quedar dañadas y generar una capa de óxido que desembocará en problemas eléctricos graves.

De acuerdo con SPG Talleres, hay que tener también en cuenta que es probable que antes de la lluvia haya habido granizo, por lo que se debe revisar la chapa exterior.

Finalmente, en caso de inundación grave, la cadena señala que lo primero que deberá hacer el taller será salvar el motor. Esto implicará tener que desmontar pieza a pieza para limpiar el barro y el agua, lo que incluye desmontar asientos, puertas, tapicería…

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña