Reparación | Fallece Mariano López-Alberca, una vida dedicada al recambio

Recordado director comercial de Lucas Service en la década de los ochenta y los noventa.

Mariano López-Alberca comenzó a trabajar en el sector a los 17 años
Mariano López-Alberca comenzó a trabajar en el sector a los 17 años

Mariano López-Alberca, todo un histórico del mundo del recambio, ha fallecido en Madrid a los 72 años de edad. "Un gran hombre y un gran profesional, que echó los dientes en el sector del que no salió", en palabras de su hijo Mario López-Alberca, que destaca los numerosos hitos de la vida profesional de su padre.

Mariano López-Alberca comenzó su carrera profesional en la histórica Femsa, siglas de Fábrica Español de Magnetos, S.A.) 1963, con tan sólo 17 años, al fallecer su padre. En estos años compaginó su trabajo en la central de Femsa en Madrid con sus estudios, acabando la carrera de ingeniero industrial en el ICAI. 

Le tiraba la parte comercial y en 1972 se marchó cómo delegado de Ventas a la delegación de Femsa en Sevilla, visitando las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla durante tres años, donde clientes cómo Ángel Albea o Pepe Orta se convirtieron en grandes amigos suyos. 

En 1976 se trasladó a la delegación de Femsa en Málaga para asumir también las provincias de Granada, Córdoba y Jaén, donde clientes como Guillermo Parra, Repuestos Ramiro o Manolo Varo, entre otros, fueron clientes y amigos de excepción.

En 1980 regresó a la central de Femsa en Madrid y, ante la inminente compra de Femsa por parte de Robert Bosch, le surgió la oportunidad de entrar en la desconocida hasta entonces Lucas Service, donde entró cómo jefe de Ventas. A los seis meses le hicieron director comercial a nivel nacional.

Como un compañero suyo le explicaba a su hijo, Mariano López-Alberca fue "el alma mater de la compañía, impulsando la marca Lucas en el mercado español con todas sus líneas de producto, junto a José Miguel Pahisa y muchos otros compañeros que salieron de esa buena escuela" y que hoy en día están en muchas empresas importantes del sector. 

En 1996 montó con sus hijos la empresa familiar, relacionada con las representaciones de automoción hasta la fecha. Su hijo Mario resume así la figura de su padre: "Se nos ha ido una persona buena, sencilla y, sobre todo, generosa. En mi caso, además de mi padre ha sido mi mentor, mi compañero de fatigas... Nunca le estaremos lo suficientemente agradecidos". 

Descanse en paz.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña