Reparación | Fedeme pide ya ERTES de fuerza mayor para talleres y recambistas por la falta de suministros

La federación se lo ha trasladado a María del Mar Rull, delegada territorial de Empleo y Economía en Sevilla, en el transcurso de una reunión de urgencia.

La patronal sevillana considera que la huelga de transportistas ha puesto la "puntilla" a esta "tormenta perfecta"
La patronal considera que la huelga de transportistas ha puesto la "puntilla" a las empresas del metal

La Federación de Empresarios del Metal, Fedeme, ha celebrado su Asamblea General Anual. El encuentro ha estado marcado por las consecuencias de la actual huelga de transportistas y su impacto en las empresas del metal, lo que incluye a talleres, fabricantes y distribuidores. También por la escalada inflacionista que vive la economía del país, especialmente agravada en las últimas semanas.

“En esta tormenta perfecta, el parón indefinido decretado por los transportistas ha terminado de dar la puntilla a nuestras empresas, ya muy tocadas por la pandemia, tensionando sus cadenas de suministros y dificultando enormemente el normal desarrollo de su actividad”, ha destacado el presidente de Fedeme, Francisco Javier Moreno Muruve.

Durante su intervención, Moreno también ha manifestado que debido a lo anterior y ante la imposibilidad que presentan muchas empresas para seguir operando como consecuencia de la falta de materias primas, consideran prioritario que "la autoridad laboral reconozca estas circunstancias como ERTES de fuerza mayor, y que se tramiten con la máxima prioridad”.

Idea la anterior que después han trasladado, en el transcurso de una reunión de urgencia solicitada por la patronal, a María del Mar Rull, delegada territorial de Empleo y Economía en Sevilla.

Preocupados por la situación

“En los últimos días Fedeme ha recibido un aluvión de consultas de empresas asociadas relativas a la posibilidad de solicitar ERTES por fuerza mayor por estas circunstancias, con lo que se prevé que la semana se empiecen a tramitar los primeros expedientes”, ha manifestado Moreno.

Por otro lado, Moreno además ha recordado los preocupantes efectos derivados de una solicitud masiva de ERTES. Entre ellos, colapso administrativo, impacto negativo en la actividad económica de la empresa, pérdida de productividad y competitividad y repercusión sobre las plantillas de empleados, "cuya moral se encuentra ya muy mermada desde el inicio de la pandemia", en palabras de la federación.

"El desabastecimiento de suministros afecta de forma preocupante a empresas de la rama industrial del metal (aeronáutica, minería, elevación, fabricantes de maquinaria…), concesionarios, talleres, recambistas, carroceros e instaladores, entre otros, suponiendo una amenaza más para su recuperación y en general para un sector, el del Metal, que solo en la provincia de Sevilla está representado por más de 9.000 empresas y 83.000 trabajadores", ha asegurado.

Asimismo, el presidente de Fedeme ha recalcado que en su opinión “el Gobierno debe dejar de deshojar la margarita y actuar de inmediato, tal y como lo han hecho ya países de media Europa, o de lo contrario la situación puede pasar de muy grave a irreversible y los cierres y paradas de producción serán la tónica diaria”.

Solicitan créditos para asegurar el abastecimiento

Junto a las medidas para reducir los costes energéticos y la reducción de la fiscalidad que soportan los carburantes de forma temporal y extraordinaria, desde Fedeme se han solicitado también al ejecutivo créditos para atender aquellos pagos por adelantado que se exijan para asegurar el abastecimiento de materias primas, así como flexibilidad en los contratos públicos como consecuencia de los retrasos que la situación actual pueda estar provocando entre las empresas del Metal adjudicatarias de concursos con las administraciones.

 

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña