Reparación | ‘Do it Yourself’ y otras prácticas que perjudican al vehículo

Auto-reparar el propio vehículo puede provocar averías mayores y más costosas.

Tesla ha empezado a reducir el uso de cobalto hasta 4,5 kg por unidad en el Model 3
Las primeras indicaciones son únicamente para el Tesla Model 3

El mantenimiento del vehículo es un procedimiento que exclusivamente deberían hacer los talleres al disponer de los conocimientos y herramientas necesarias para acometer el proceso. Dar a los usuarios pequeñas indicaciones para reparar sus propios automóviles, en ocasiones puede acarrear averías mayores.

En esta línea se mueve la compañía Tesla, que cada día apuesta por dotar al cliente final de medios para llevar a cabo pequeñas reparaciones en sus vehículos. Bajo el epígrafe ‘Do it Yourself’, el fabricante de vehículos eléctricos ha sacado una serie de indicaciones para clientes del Model 3.

La mayoría de los procedimientos consisten en un mantenimiento o solución de problemas simples como el reinicio de la pantalla táctil, conectar el bluetooth o la red Wi-Fi, comprobación y ajuste de la presión de los neumáticos, instalación y extracción de tapas de tuercas, rellenar el líquido del parabrisas o colocación de la placa frontal.

Estas acciones no suponen ninguna dificultad para los usuarios, sin embargo propone otras para las que un usuario no capacitado no está preparado y para las que podría generar un mal mayor y, sobre todo, más costoso en el vehículo. Destacan la instalación de cables (por ejemplo para la carga del teléfono), el reemplazo de los filtros de cabina, la calibración de las ventanas o la instalación de cubiertas.

Elementos para los que, lo más lógico, es acudir a un profesional para que los propios sistemas del vehículo no se vean afectados negativamente.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña