Reparación | Continental invirtió más de 3.000 millones en nuevas tecnologías para la automoción

Desde el desarrollo de motores y ejes eléctricos, hasta sistemas Adas y de conducción autónoma.

Interfaz de conducción autónoma de Continental
Interfaz de conducción autónoma de Continental

Continental invirtió el pasado año más de 3.000 millones de euros en la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a la automoción. Se trata de avances que abordan tanto los componentes mecánicos de los vehículos, la asistencia del usuario en la conducción o los vehículos autónomos, entre otros.

La firma alemana aprovechó su TechShow 2019 para presentar sus apuestas por las nuevas realidades en materia de movilidad que afronta el sector de la automoción. En este sentido, avanzó su eje de dirección eléctrico totalmente integrado, un componente con menos de 80 kilos de peso que incluye un motor eléctrico, transmisiones, dispositivos electrónicos y control motor. Gracias a su integración, se pueden prescindir de numerosas conexiones de cables y reducir el peso de los modelos eléctricos en unos 20 kilos.

Además, la compañía ha desarrollado una nueva tecnología para vehículos híbridos. El sistema de accionamiento de alta potencia de 48 voltios con 30 kilovatios de potencia permite por primera vez conducir incluso grandes distancias solo con energía eléctrica.

Las tecnologías de conectividad con el conductor ocuparon un lugar destacado en el TechShow. Continental trabaja en un “compañero digital activado por voz” que reaccione al habla y que pueda adaptarse con precisión a las condiciones del vehículo. Otro concepto que se trató fueron las ventanas conectadas. Sus cristales pueden ser tintados, por ejemplo, para evitar el resplandor causado por el bajo sol.

Conducción autónoma

Por otro lado, Continental ha desarrollado este año tecnologías de conducción autónoma. El servicio de autobuses autónomo EZ10 de la empresa francesa EasyMile es el primero en utilizar un sistema de radar especialmente desarrollado para vehículos sin conductor y listo para la producción. Un total de siete sensores de radar, cada uno con un alcance de hasta 200 metros, monitorizan continuamente el entorno del vehículo. Con estos datos, el sistema adapta su estrategia de conducción, evita los obstáculos y, por lo tanto, previene situaciones peligrosas.

Además, también se están desarrollando soluciones de cara a la llegada de la tecnología 5G, combinando las características de la nueva red con tecnologías de radio de corta distancia para el intercambio directo de datos entre los diferentes vehículos y la infraestructura. Los vehículos se comunican entre sí más rápido y con menos interrupciones.

“Gracias a los más de 3.000 millones de euros en investigación y desarrollo que Continental invirtió el año pasado, estamos dando forma a la mayor revolución en la industria del automóvil desde su nacimiento y lo estamos haciendo desde una posición de liderazgo", afirma el Dr. Elmar Degenhart, director del Consejo Ejecutivo de Continental.

 

 

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña