Reparación | ¿En qué afecta la garantía de los coches a los talleres?

Los centros independientes recuerdan que no se pierde esta cobertura si ellos realizan mantenimientos o reparaciones.

La mayoría de usuarios optan por los centros oficiales durante los dos primeros años
La mayoría de usuarios optan por los centros oficiales durante los dos primeros años

La garantía que ofrecen las marcas de coches a los usuarios que acaban de adquirir un vehículo es una de las principales ventajas de la que también se benefician los talleres oficiales, que, de esta forma, ven asegurada, al menos durante dos años, parte de su clientela.

La contrapartida la sufren los establecimientos independientes, quienes pierden opciones de atender las necesidades de estos vehículos recién matriculados hasta que pasa el mencionado periodo de garantía, ya que los usuarios se decantan por el servicio ofrecido por los centros oficiales de los fabricantes.

Sin embargo, desde el sector recuerdan que los coches no pierde su cobertura legal por llevar a cabo mantenimientos o reparaciones en talleres independientes o con recambios de otras marcas, según publica El País. Así, solo es necesario que las intervenciones que realicen siempre se hagan de acuerdo a las recomendaciones del fabricante.

Por otro lado, el RD 1/2007 establece que los consumidores disponen de una garantía mínima obligatoria de dos años durante los cuales la firma debe hacerse cargo de los defectos que puedan surgir en el vehículos.

A esto se suma la posibilidad de que exista una garantía comercial, que se basa en las condiciones particulares recogidas por escrito en cada contrato, donde se contemplan todos los detalles acordados. No hay que olvidar que el plazo de reclamación sobre estas garantías prescribe a los seis meses de la expiración del contrato.

Pese a que la ley, no detalla con exactitud los casos que sean defectos de fabricación, sí recoge ciertas circunstancias que permiten la posibilidad de reclamaciones por parte de los propietarios de los automóviles (que el coche no se ajuste a la descripción realizada en la compra o no tenga la calidad y prestaciones que se esperaban, entre otros).

De esta forma, el consumidor puede solicitar la reparación o sustitución del vehículo de forma gratuita, a no ser que sea imposible o desproporcionado.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña