Neumáticos | Goodyear va al espacio para mejorar las prestaciones de sus neumáticos

La firma pretende estudiar en el entorno de microgravedad la formación de partículas de sílice utilizadas en las cubiertas.

El próximo 21 de julio el SpaceX CRS-18 se lanzará hacia la Estación Espacial Internacional
El próximo 21 de julio el SpaceX CRS-18 se lanzará hacia la Estación Espacial Internacional

La compañía Goodyear, con el objetivo de poner a prueba el rendimiento de sus neumáticos, comprobará los compuestos que forman parte de ellos en el espacio dentro de un proyecto en el que se lanzará el 21 de julio el SpaceX CRS-18 a la Estación Espacial Internacional (ISS) de Estados Unidos

De esta forma, en el entorno de microgravedad, la firma estudiará la formación de partículas de sílice, un material muy común en las cubiertas para turismos. Con la información que se recopile, los ingenieros de la enseña determinarán si las partículas separadas de sílice precipitada se pueden aplicar en los neumáticos para mejorar su rendimiento.

La exploración en el espacio de Goodyear se está llevando a cabo a través de un acuerdo con el Laboratorio Nacional de la Estación Espacial Internacional de EE.UU., que trabaja en colaboración con la NASA para utilizar el laboratorio orbital y todas sus innovaciones tecnológicas.

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional realizarán el experimento de sílice preparado por Goodyear, mientras que los científicos de la enseña realizarán simultáneamente el mismo experimento en los laboratorios de la compañía, permitiendo una comparación cuando los resultados de la investigación espacial, congelados para el viaje de regreso a la Tierra, sean estudiados más tarde.

Goodyear literalmente ha ido a la luna y ha regresado para mejorar aún más el rendimiento de los neumáticos y poder satisfacer al máximo a los consumidores”, ha declarado Chris Helsel, Director de Tecnología de Goodyear.

En julio de 1969, el fabricante de neumáticos recuerda que suministró productos esenciales para la nave espacial Apolo 11. Así, por ejemplo, los frenos de la marca ayudaron a los misiles a colocarse en las plataformas de lanzamiento; un sistema de "purga y acondicionamiento" de ayudó a los motores a hacer circular nitrógeno, oxígeno e hidrógeno, y el marco de la ventana del módulo de control fue fabricado por Goodyear, al igual que el panel en el que se montaron los instrumentos de aterrizaje.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña