Electromecánica | Qué ventajas tiene el freno de mano eléctrico

El sistema EPB mejora la seguridad y el confort de los tradicionales frenos de estacionamiento manuales.

Freno de mano eléctrico
El freno de mano eléctrico ocupa menos espacio que el manual

Desde su introducción en 2001, la popularidad del freno de mano eléctrico ha ido creciendo. En parte porque cada vez puede utilizarse en una variedad más amplia de plataformas, y en parte por las ventajas que presenta respecto al freno de estacionamiento manual, particularmente estas cuatro:

  • Activación automática. El EPB se bloquea para evitar que el vehículo se desplace cuando este está detenido, al presionar con fuerza el freno de pie, al abrir la puerta, al desabrochar el cinturón de seguridad o al desconectar la llave del vehículo.
  • Ayuda para el arranque en pendientes. Se activa durante unos segundos cuando la pendiente de la calzada supera un determinado porcentaje (usualmente el 5%) y se desconecta cuando el par motor es lo suficientemente alto como para soportar el vehículo e impulsarlo. Así evita que el coche se desplace hacia atrás al arrancar en pendientes, sustituyendo el clásico arranque con el freno de mano echado.
  • Frenada de emergencia. Ayuda al ABS a actuar en situaciones extremas de emergencia, bloqueando las ruedas traseras alternativamente para evitar que el vehículo derrape. De esta manera se obtiene más control sobre el coche y, por consiguiente, más seguridad.
  • Más espacio en el habitáculo. Al sustituir la tradicional palanca por un botón, se gana espacio en la zona entre los asientos delanteros, lo que deja espacio libre para otros usos. nuevas áreas para el almacenamiento o para otros usos. 

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña