Electromecánica | ¿Cómo comprobar un sensor de temperatura de los gases de escape?

En una nueva formación online, Valeo Service, a través de Miguel Piñeiro, explica cómo comprobar el sensor de temperatura de los gases de escape, aunque añade que esta comprobación se puede aplicar a cualquier sensor de este tipo.

La función de este sensor es monitorizar la temperatura que tienen los gases de escape a su salida por el colector
La función de este sensor es monitorizar la temperatura que tienen los gases de escape a su salida por el colector

Un sensor de temperatura de gases de escape tiene como función monitorizar la temperatura que tienen estos gases a su salida por el colector, para así transmitirla a la unidad de control y que esta, en consecuencia, actúe sobre todos los sistemas de inyección, pre-tratamiento de gases de escape y post-tratamiento de estos gases.

“El correcto funcionamiento de este sensor es fundamental para que todo el sistema pueda operar con eficiencia”, recuerda Miguel Piñeiro, Tech Care Trainer de Valeo Service, en una nueva formación de Valeo.

Este sensor, explica Piñeiro, va a variar su resistencia en función de la temperatura de los gases de escape. Dentro de estos sensores nos podemos encontrar dos tipos:

  • PTC o resistencias de coeficiente positivo que van a aumentar su resistencia a medida que la temperatura aumente.
  • NTC o resistencias de coeficiente negativo que van a disminuir su resistencia resistencia a medida que la temperatura aumente.

COMPROBACIÓN

Para comprobar su funcionamiento se tienen que realizar dos pruebas. La primera es medir la resistencia interna del componente con un polímetro o con un equipo diagnóstico. “Para ello conectamos el encendido del vehículo para poder conectar el equipo de diagnosis y luego medimos con el polímetro la resistencia entre los dos polos del sensor”, señala Piñeiro.

Para conocer la resistencia exacta, dice el Tech Care Trainer de Valeo Service, “deberíamos ir a la tabla de resistencia y temperatura proporcionada por el fabricante del vehículo”. En caso de tener una resistencia infinita, “procederíamos a determinar cual es el componente en mal estado y lo sustituiríamos”, afirma, y advierte que es importante no pinchar en el propio sensor, sino sobre el conector, “ya que si lo hacemos romperíamos los sellos que hacen estanco en el mismo, y por tanto, tendríamos mal funcionamiento”.

En una segunda prueba, se realizaría comprobación con el motor en funcionamiento. “Deberemos comprobar si a medida que aumenta la temperatura, va fluctuando y variando la tensión que ofrece el componente”, concluye Piñeiro.

Para concluir, explica que en caso de no observar ninguna fluctuación, es importante "comprobar las conexiones, el cableado o la presencia de hollín en en sensor, que pondría dificultades a la hora de medir". 

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña