Electromecánica | Bosch ofrece un paquete de localización para la conducción automatizada

Combina el enfoque basado en satélite y sensores del vehículo con Road Signature, basado en un servicio de localización.

Bosch Road Signature se basa en un servicio de localización en mapa
Bosch Road Signature se basa en un servicio de localización en mapa

Además de sensores, unidades de control y capacidad de procesamiento, la conducción automatizada requiere una gran cantidad de servicios inteligentes, sin los cuales ningún vehículo será capaz de conducir de forma autónoma. Por ello, Bosch se está esforzando significativamente para crear soluciones integradas en este campo.

Un aspecto crítico de la conduccion automatizada es la seguridad de la localización. Los vehículos autónomos únicamente pueden conducir con seguridad si saben exactamente dónde están en cada momento. Para lograrlo, Bosch ofrece un paquete de localización, que pone en conjunto su hardware, software y servicios, de modo que sirvan como un sistema redundante para determinar con precisión la posición del vehículo.

"Los servicios son al menos tan importantes para la conducción automatizada como el hardware y el software. Debemos seguir simultáneamente las tres rutas para conseguir coches automatizados que sean seguros y fiables en nuestras carreteras", asegura Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch. 

Dentro del hardware, Bosch ha desarrollado su propio sensor de movimiento y posicionamiento, que permite a los vehículos automatizados determinar con precisión su posición. Este nuevo sensor incluye una unidad receptora de alto rendimiento para las señales del sistema global de navegación por satélite (GNSS). Además, utiliza los soportes de corrección de datos suministrados por varios proveedores. 

Pero las señales GNSS no son la única información que recibe el sensor de movimiento y posicionamiento del vehículo. Gracias a los sensores de velocidad de rueda y del ángulo de dirección, sabe a dónde se dirige el coche y la velocidad a la que circula. Además, el sensor de movimiento y posicionamiento del vehículo cuenta con sensores de inercia integrados. De este modo, el sensor puede utilizar estos datos para saber a dónde se está dirigiendo el vehículo.

No obstante, esta información no es suficiente por sí sola para conocer la localización exacta de los vehículos automatizados. Los datos deben ser procesados por un software inteligente, que calcule, en consecuencia, sus maniobras de conducción.

Si la conexión GNSS del satélite se interrumpe por un periodo largo y no es posible que el sensor de movimiento y posicionamiento determine la localización, el vehículo automatizado puede remitirse al sistema Road Signature de Bosch para obtener información sobre la localización. Los algoritmos inteligentes de Bosch determinan la posición del vehículo.

El servicio de localización en mapa Bosch Road Signature se basa en los sensores periféricos de los vehículos actuales y futuros. La compañía ofrece el servicio junto con la solución de localización basada en sensores de movimiento y posicionamiento del vehículo. Los sensores de vídeo y de radar de los vehículos en circulación generan el Road Signature, detectando elementos estacionarios en la carretera, como marcaciones de carril, señales de tráfico y guardarraíles. 

Un módulo de comunicación presente en el vehículo envía los datos relativos a los elementos de la carretera a la nube. Allí, estos se utilizan para generar una capa de mapa independiente que, a su vez, forma parte de un mapa muy preciso. Por su parte, los vehículos automatizados detectan los elementos de la carretera en su entorno y consultan el mapa para determinar si las señales de tráfico o los guardarraíles que han reconocido coinciden con los registrados. Esta comparación les permite determinar con precisión de centímetros su posicionamiento en el carril en relación al mapa de alta precisión. 

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña