Concesionarios | Las ventas se alejan del millón de turismos a final de año, tras caer el 20,5% en octubre

Las ventas de vehículos de gasolina copan el 46,4% del mercado, seguido de los electrificados y de gas, con el 33,7%, y de los diésel, con el 19,9%. Primero y último siguen perdiendo cuota de mercado en detrimentos de los segundos.

El canal de alquiladores aumentó sus ventas y el canal de empresas fue el que más cayó
El canal de alquiladores aumentó sus ventas y el canal de empresas fue el que más cayó

Las matriculaciones de turismos se alejan de alcanzar el hito del millón de unidades a final del año, tras caer en octubre el 20,5% respecto al mismo mes del año pasado, hasta las 59.044 unidades vendidas, desplome que se eleva al 37% si se compara con el octubre de 2019. Entre enero y octubre de 2021, se han vendido 706.998 unidades, el 5,6% más que en los diez primeros meses de 2020, pero el 33% menos que en el mismo periodo de 2019.

El canal de alquiladores consigue aumentar sus ventas el 29,3%, hasta las 3.729 unidades, mientras que el canal que más cae es el de empresas, con el 27,3% respecto a octubre de 2020 y 24.249 unidades. Las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos en el mes de octubre se quedan en 120 g/km de CO2 (WLTP), el 7,8% inferior a la registrada el año pasado en este mes.

Por marcas, las más vendidas en octubre fueron Hyundai, Peugeot, Kia, Toyota, Renault, Volkswagen, Citroën, Seat, Dacia y Mercedes, mientras que por modelos fueron Peugeot 2008, Hyundai Tucson, Dacia Sandero, Peugeot 3008 y Toyota Corolla. En el acumulado a octubre, el ranking de marcas más vendidas lo encabeza Seat, seguida de Peugeot. Volkswagen, Toyota, Kia, Hyundai, Renault, Citroën, BMW y Audi. Los modelos más vendidos en los 10 primeros meses del año fueron el Seat Arona, al que acompañan Hyundai Tucson, Dacia Sandero, Peugeot 2008 y Seat León.

Por tipos de combustibles, los vehículos de gasolina copan el 46,4% de las ventas, con un descenso del 5,63% en lo que va de año; los diésel caen el 26,67% desde enero a octubre y reducen su cuota de mercado al 19,9%, mientras que el resto de carburantes -eléctricos puro (BEV), eléctricos de autonomía extendida (EREV), híbridos enchufables (PHEV) y no enchufables (HEV), hidrógeno (FCEV), GNC, GNL y GLP- acaparan el 33,7% del mercado, con un incremento a octubre del 76,32%.

Comerciales ligeros

En octubre, se han matriculado 10.459 vehículos comerciales ligeros, que supone el 37% menos que en 2020. En el acumulado del año, las ventas de vehículos comerciales ligeros alcanzan las 130.512 unidades, aumentando el 3,7% respecto a 2020.

Por canales, la peor caída la registra el canal de autónomos, que reduce sus compras en el 57,7% mientras que los alquiladores lo hacen el 33%.

Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses caen el 7,3% respecto a octubre del año pasado, con 2.573 unidades. En el acumulado del año, las ventas en este segmento crecen el 11% respecto de 2020, hasta las 18.792 unidades. El segmento de vehículos industriales pesados, el que más volumen acumula, registra el segundo mejor crecimiento, el 18,6% frente a los tractocamiones, que crecen el 20,7%.

Caída de nuevo y aumento de VO

Noemí Navas, directora de Comunicación de Anfac, ha explicado que a falta de microchips y la crisis económica siguen lastrando las matriculaciones de turismos, especialmente en el canal de particulares, mientras la venta de vehículos de ocasión de alta antigüedad está disparada. “La recuperación del trabajo presencial ha supuesto un alza en la movilidad privada, especialmente en los grandes centros urbanos, poniendo de manifiesto que el coche sigue siendo una opción deseable para los ciudadanos pero que, ante la incertidumbre, optan por vehículos más viejos y contaminantes que suplen sus necesidades, pero perjudican los objetivos climáticos”.

Por su parte, Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, estima que el desabastecimiento de vehículos por la crisis de los microprocesadores que golpea a la industria desde hace meses explica el nivel de matriculaciones tan bajo que registra el mercado automovilístico. “En cualquier caso, sí estamos detectando que los clientes han interiorizado que tienen que esperar más de lo normal por su vehículo y se están animando a hacer su compra con normalidad, por lo que, ya en noviembre, el nivel de pedidos fue razonable. Se puede hablar, pues, de una mejora en la actividad comercial de los concesionarios que, de aquí a final de año, ha de ir a mejor impulsada también por los clientes que quieren evitar la subida del Impuesto de Matriculación, que tendrá lugar el 1 de enero del año que viene”.

Con concluye el capítulo de declaraciones la directora de comunicación de Ganvam, Tania Puche, quien señala que las matriculaciones continúan en caída libre en un contexto donde, básicamente, no hay oferta para atender la demanda por la crisis global de los chips. Esto provoca que las entregas de los pedidos que tramitan las redes de distribución se prolonguen hasta los seis u ocho meses de media. “Ante esta situación, que no parece tener visos de mejora en el corto plazo, las previsiones apuntan a que 2021 será otro año negro para la automoción, tras el zarpazo de la pandemia, con cifras de cierre por debajo de las 900.000 unidades”.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña