Concesionarios | Descubierto fraude en la venta de un Tesla al pedir una segunda opinión en un taller

Han Chao ganó en septiembre su demanda contra Tesla y ahora el fabricante de automóviles le exige daños y perjuicios por publicar comentarios negativos en las redes sociales chinas.

Tesla vendió el coche como si no hubiera tenido accidentes graves ni daños estructurales
Tesla vendió el coche como si no hubiera tenido accidentes graves ni daños estructurales

Han Chao está siendo un dolor de cabeza para Tesla en el mercado chino. Según publica Foro Coches Eléctricos, todo comenzó cuando, en mayo de 2019, compró un Tesla Model S usado. En teoría el vehículo no había sufrido accidentes graves, ni tenía daños estructurales, ni había sufrido incendio o inundación. Pero era una verdad a medias.

En agosto del mismo año, Han escuchó un ruido fuerte en su coche mientras conducía y se vio obligado a detenerse. Después exigió a Tesla otro coche, pero la compañía solo le arregló las piezas que se habían roto. En la revisión de una segunda opinión en otro taller se descubrieron restos de soldadura y corte en los paneles traseros del Model S, por lo que en efecto había sufrido un accidente. Sin embargo, la versión de Tesla es que se trató de un accidente leve y que no afectaba al coche a nivel estructural. Por lo que, a su modo de ver, no hubo fraude.

Como según Han Chao no habría comprado el coche de haber sabido eso y tampoco logró una satisfacción por parte de Tesla, en diciembre demandó a la empresa por un millón de yuanes (132.436 euros). Y casi dos años después, el pasado 17 de septiembre, logró la victoria, por lo que Tesla tuvo que indemnizarle por venta fraudulenta.

Pero ahora Chao dice que Tesla le ha demandado por daños y perjucios, y por cinco veces la cantidad que él ganó. Tesla le exige cinco millones de yuanes (668.771 euros) como compensación por comentarios vertidos en redes sociales chinas, en las que la automovilística no sale bien parada. Comentarios como que es una empresa deshonesta, que venden basura o que son unos charlatanes (disculpad las pérdidas de traducción). Y además, le exige disculpa pública.

Han Chao publicó en Weibo: “¿Me están queriendo decir que, aunque me hayan tenido que indemnizado con más de un millón de yuanes, y siendo yo la víctima, no puedo decir nada malo de ustedes y tengo que pagarles cinco millones a cambio?”.

No es un caso aislado; la compañía trata de combatir la mala publicidad en China con la amenaza de demandas a quienes hagan críticas pasadas de tono. Si Tesla gana este segundo pleito, a Han Chao le habrá salido mal la jugada, pero como gane por segunda vez, quizás deberían dejarle tranquilo.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña