Concesionarios | Opel cancelará el contrato de distribución con sus concesionarios

El objetivo de PSA es reducir un tercio el número de centros en la Unión Europea, entre 1.500 y 1.600 empresas.

El grupo francés pretende mejorar el rendimiento del área de ventas con esta medida
El grupo francés pretende mejorar el rendimiento del área de ventas con esta medida

La firma automovilística Opel ha anunciado a sus concesionarios en España que cancelará el contrato de distribución que actualmente tiene con ellos la compañía, según publica El Mundo.

Hasta el momento, los establecimientos dedicados a la venta y posventa de esta marca han recibido solo un comunicado, aunque las cartas de cancelación con un preaviso de dos años, según las fuentes consultadas por este diario, están a punto de ser enviadas.

Esta medida es una de las consecuencias del plan PACE! que ha puesto en funcionamiento PSA como nuevo propietario de la enseña inglesa. Con ello, pretende aumentar la eficiencia de la compañía en distintas áreas, entre ellas, la comercial.

Asimismo, la corporación francesa establecerá nuevos programas de acuerdo con las líneas de trabajo y estructura del grupo. De esta forma, la compañía pretende optimizar el beneficio del distribuidor, asegurando que manejará herramientas menos complejas y trabajará con menos cargas administrativas. Es decir, se simplificará su sistema de trabajo para concentrarse en las ventas y el trato al cliente, tal y como explican desde PSA.

No obstante, Opel insiste que los concesionarios de toda Europa seguirán siendo socios importantes para la marca y les emplaza a reunirse en unos meses para reflexionar sobre sus necesidades y objetivos de futuro.

En el caso de que se llegue a un acuerdo, se efectuará un nuevo contrato que entrará en vigor en 2020, fecha en la que finalice el preaviso de dos años que va a enviar ahora.

Por otro lado, el mencionado diario indica que desde el Reino Unido se especula con la posibilidad de que PSA quiera reducir un tercio sus concesionarios en la Unión Europea (entre 1.500 y 1.600 empresas), ya que considera que algunos de sus establecimientos ya no son necesarios.

Los planes de la firma británica parecen dirigirse a la apertura de superconcesionarios, teniendo una zona de influencia más grande, lo que hará que no haya competencia entre ellos y puedan obtener mayores beneficios.

Asimismo, los nuevos contratos darán menor importancia al cumplimiento de las normas que las marcas han exigido tradicionalmente a los concesionarios. Sin embargo, todo el sistema de bonificaciones y premios estará relacionado con los resultados de las ventas y la satisfacción de los clientes, apunta el citado medio.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña