Chapa y pintura | Tres tonos despiden al Maserati GranTurismo

Los tres colores degradados del GranTurismo Zéda representan la evolución de este modelo de la marca italiana.

El GranTurismo Zéda representa el puente que une el pasado, el presente y el futuro, según la firma
El GranTurismo Zéda representa el puente que une el pasado, el presente y el futuro, según la firma

El Maserati GranTurismo, uno de los automóviles con más éxito de la historia del fabricante italiano, dice adiós a sus seguidores debido al proceso de modernización de la marca, la adaptación a los vehículos electrificados y la conducción autónoma.

Para esta despedida, la compañía del tridente ha presentado el único ejemplar del GranTurismo Zéda, con exteriores futuristas diseñados por el Centro Stile Maserati, “donde se cuenta a través de los colores y la materia el paso a la nueva era”, indican desde la firma.

La pintura es uno de los aspectos más destacados de este modelo, ya que las superficies experimentan una mutación y pasan de un efecto satinado claro a un color metaluro bruñido. Además, la parte central se transforma y llega al azul Maserati, que “evoluciona y se hace más energético, eléctrico, casi vivo, como si fuese un espejo”, explican desde la enseña.

Con ello, la pintura se presenta en tres colores degradados con los que la compañía señala la transición que representa esta versión con respecto al próximo GranTurismo, que llegará en 2021. Además, Maserati estrenará una línea de pinturas ecológicas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña