Chapa y pintura | Cuantificar en tiempo real la intensidad de una colisión

Uno de los objetivos del sistema es evitar conflictos con las aseguradoras.

Dos emprendedores del mundo del taller han desarrollado un prototipo funcional, que han denominado OWL, para identificar y avisar de las colisiones de los vehículos. Con este sistema, el usuario puede saber en cualquier momento si su vehículo ha sufrido algún impacto; la fuerza de este; la hora y el lugar de los hechos. Una de sus principales aportaciones es ofrecer datos cuantificables que eviten conflictos con las aseguradoras.

Se trata de una alarma conectada por GPS, que detecta y envía una señal al dispositivo móvil del usuario, indicando la incidencia producida, así como su intensidad, la situación exacta del incidente, fecha y hora. En el caso de que los dos en vehículos colisión lleven instalado el sistema, los datos se subirán a un servidor. De este modo, si uno de los dos vehículos abandona el lugar de los hechos, el servidor tendrá los datos relativos a ese accidente.

El sistema posee además funciones complementarias, como el aviso a emergencias en caso de que el impacto sea de considerable gravedad. En caso de accidente y que el conductor quede inconsciente, el dispositivo avisa a emergencias y a los teléfonos guardados en este, con la finalidad de que los equipos de emergencia lleguen lo más rápido posible.

El dispositivo es compatible con todos los vehículos, lo que permite que los vehículos anteriores a 2018, que no llevan instalado aviso a emergencias, puedan contar con él.

El sistema se instala en el chasis del vehículo y detecta cuándo sufre algún impacto, tanto si está en movimiento como parado. Una vez, detectado, lo categoriza según la fuerza del golpe y envía una señal GPS en tiempo real a emergencias y a los números de teléfono a los que se haya asociado el dispositivo, en caso de estar circulando, o bien una notificación al usuario si está aparcado.

DE CARA A LAS ASEGURADORAS

El sistema mide la intensidad del impacto con el parámetro ASI. Este dato se obtiene midiendo las deceleraciones que experimenta el vehículo mediante el acelerómetro instalado en el dispositivo. Respecto al nivel de gravedad del impacto, se distinguen tres clases: cuanto más elevado, mayor es la gravedad del impacto que sufre el vehículo y sus usuarios.

De este modo, pueden estimarse los perjuicios que sufren los ocupantes para futuras indemnizaciones. Además, dado que se conoce la velocidad del vehículo, lugar y hora, se pueden esclarecer las circunstancias del accidente.

El prototipo funciona con una tarjeta SIM, responsable del envío del mensaje. Como funciones extra, puede añadirse la localización remota (por si existe robo o el usuario no encuentra su vehículo), y el aviso de retirada por grúa.

Más información: https://ourwarnlive.wordpress.com/

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña