Chapa y pintura | Roberlo desvela los secretos del repintado del vehículo eléctrico

Lo hace en un webinair con la participación de Ramón Vilardell (Roberlo) y Juan Carlos Hernández Primitivo (Cesvimap).. La presentación corrió a cargo de Jordi Juan (Roberlo).

El webinar daba comienzo a las cinco de la tarde
El webinar enseñó cómo proceder con ellos en cuestión de pintura

El webinar 'Los secretos del repintado del vehículo eléctrico', presentado por Jordi Juan (Roberlo) e impartido por Ramón Vilardell (Roberlo) y Juan Carlos Hernández Primitivo, técnico de investigación de Cesvimap, sirvió para arrojar luz entre los profesionales del taller especializados en el ámbito de la pintura sobre los vehículos eléctricos en general y sobre cómo se debe de proceder con ellos en cuestión de pintura en particular.

El webinar empezó con "un poquito de historia", en palabras de Juan Carlos Hernández Primitivo, técnico de investigación de Cesvimap, quién fue el primero en tomar la palabra y sin duda llevó el peso de la formación, pues en él recayó toda la parte técnica.

Lo primero que hizo Hernández Primitivo fue rescatar una foto de un joven inventor Thomas Alva Edison montado sobre un prototipo de coche eléctrico, para demostrar que la idea del coche eléctrico no es nueva y añadió que algunas marcas, como Porsche, poseen prototipos desde hace mucho.

Finiquitada esta cuestión, el ponente se adentró en explicar los tipos de vehículos que existen. Mencionó los siguientes:

  • Sin hibridación.
  • Micro-híbridos (tecnología Start-Stop).
  • Semi-híbridos.
  • Híbridos (en serie, paralelos, combinados).
  • Eléctricos (baterías, pila de combustible).

Una normativa especial 

Después el ponente se adentró en la normativa que regula este tipo de vehículos. Estos se rigen por el Reglamento número 100 de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE/ONU), por ser de alta tensión.

De modo que, dadas sus características y siendo de alta tensión, el taller debe ser cauto a la hora de trabajarlos, explicaba el ponente, siendo necesario que el personal que los manipule esté cualificado con formación específica en métodos de conexión y desconexión de HV y también con conocimientos sobre los procesos de reparación y desmontaje de componentes. 

Asimismo, el taller debe manipularlos, señalaba, utilizando equipo específico y EPIS, y además solo podrán hacerlo trabajadores cualificados o autorizados, dos categorías diferentes, según el RD 614/2001:

  • Trabajador autorizado: aquel que ha sido autorizado por el empresario para realizar determinados trabajos con riesgo eléctrico en base a su capacidad. Ejemplos: operaciones para dejar sin tensión las instalaciones de baja tensión, mediciones y verificaciones en dichas instalaciones.
  • Trabajador cualificado: trabajador autorizado que posee conocimientos especializados en materia de instalaciones eléctricas, debido a su formación acreditada, profesional o universitaria, o su experiencia certificada de dos o más años.

Poner el vehículo fuera de tensión

Dicho lo anterior, Juan Carlos Hernández Primitivo abordó el procedimiento génerico de puesta en fuera de tensión, por el cual el profesional debe seguir el siguiente protocolo:

  • Desconectar el encendido.
  • Desconectar la bateria auxiliar de 12 V, teniendo especial cuidado de empezar con el negativo.
  • Retirar el enchufe o interruptor de servicio de la batería de tracción y guardarlo en un lugar seguro.
  • Verificar la ausencia de tensión según el método del fabricante.

Lo siguiente sería proteger frente a elementos próximos en tensión y señalizar la zona de trabajo. Para ello habría que usar las llamadas "hojas del estado de tensión del vehículo".

¿Cuándo se debe poner en seguridad un VE o un VH?

Durante el webinar se señalaron diferentes supuestos en los que habría que poner en seguridad el vehículo eléctrico o híbrido. Concretamente, en los siguientes:

  • Cuando se vaya a manipular alguno de los componentes de alta tensión del vehículo (batería y sus accesorios como BMS o fusibles, entre otros; inversor; motor-generador; cargador; conector de carga; compresor A/A; calefacción eléctrica; cableado de at naranja (tanto de c.c. como de c.a.).
  • Cuando se vaya a trabajar en las inmediaciones de componentes de AT accesibles. Por ejemplo, la aleta donde se ubica el conector, o el estribo si por dentro del mismo transcurren cables.
  • Cuando se vayan a realizar soldaduras o trabajar con herramientas de corte.
  • Siempre que se trabaje con vehículos accidentados.

¿Cuándo no es imprescindible poner en seguridad un VE o VH?

Asimismo, Juan Carlos Hernández Primitivo explicó cuándo no es imprescindible poner en seguridad un vehículo eléctrico o híbrido. Citó los siguientes supuestos:

  • Desmontaje de elementos amovibles de la carrocería exterior o interior.
  • Operaciones ordinarias de mantenimiento: neumáticos, aceite, filtros, frenos...
  • Pintados parciales o completos de vehículos.
  • Cuando se encuentra estacionado en el taller, aunque será necesario indicar el estado de conexión/desconexión del vehículo de manera visible. 

El vehículo eléctrico en el área de pintura

Tal y como explicó el técnico de Cesvimap, los procesos y productos para el pintado de un vehículo eléctrico son análogos a los de su hermano de combustión, cuestión en la que también coincidió el representante de Roberlo Ramón Villardel.

En cuanto al proceso de pintado, habría que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Algunos fabricantes de vehículos hacen indicaciones referentes a la necesidad de desmontar la batería de alta tensión antes de pintar.
  • Las baterías de alta tensión que incorporan los vehículos requieren de unos ensayos de homologación que prueban las baterías a altas temperaturas (superiores a 60 grados), durante largos periodos de tiempo (seis horas).
  • La situación más extrema de secado en cabina son 60 minutos a 60 grados y tiene a disminuir con nuevos barnices de secado al aire.
  • Cesvimap asegura haber comprobado, mediante la realización de ensayos empíricos, que las temperaturas que alcanzan las baterías son muy superiores en otras situaciones cotidianas de uso de estos vehículos (estacionamiento, conducción y carga), que en las cabinas de pintura.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña