Chapa y pintura | Cuidado con los trucos caseros

La bolsa de agua caliente y la pasta de dientes pueden causar daños en el parabrisas y los faros.

Cómo mantener en buen estado el parabrisas ante el frío
Es preferible retirar el hielo del parabrisas con una rasqueta

Las redes sociales y Youtube se han convertido en una importante vía de difusión de miles de trucos caseros para efectuar pequeñas (y a veces grandes) reparaciones en el automóvil. En muchos casos, se trata de bulos de eficacia no demostrada. El problema se produce cuando estos falsos remedios no sólo no solucionan el problema sino que provocan daños en el automóvil. Algo que el taller debe advertir a sus clientes, ya que en ocasiones estas reparaciones económicas acaban saliendo caras.

Es el caso de la famosa bolsa de agua caliente para descongelar el parabrisas. En principio, la aplicación de calor disuelve el hielo acumulado, pero este modo tan brusco de quitar el hielo es contraproducente, pues el cambio brusco de temperatura puede provocar la rotura del cristal.

Algo similar sucede cuando se pone la calefacción a toda potencia. Según explican los expertos de Carglass, entre el 59% y el 81% por ciento de los parabrisas con un impacto se rompió en menos de 5 minutos tras encender la calefacción.

Es preferible, por tanto, emplear una rasqueta de plástico para quitar el hielo, o rociarlo con alcohol. Tampoco se deben accionar los limpiaparabrisas cuando el cristal está helado, porque se daña la superficie de las escobillas.

Otro truco muy popular es el uso de pasta de dientes para pulir y abrillantar los faros. Aunque sí sirve para eliminar pequeñas imperfecciones y arañazos, es ineficaz para devolver la transparencia a los faros que tienen un acusado tono amarillento, producido por el quemado de las capas superficiales de las tulipas, bien por el sol, bien por el calor de las bombillas.

La pasta de dientes blanqueadora tiene un cierto potencial abrasivo que, si bien puede aprovecharse para pulir la superficie deteriorada del faro, también puede producir arañazos y dejarla en peor estado que antes de aplicarla. Es preferible utilizar un kit de pulido con lijas y ceras de protección, o mejor, acudir a un taller que ejecute el pulido con el equipo y los conocimientos adecuados.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña