Reparación | La frenada de emergencia, en 1 de cada 10 matriculaciones en 2014

El 10% de los coches vendidos en España en 2014 llevaban alerta por cambio de carril

La frenada de emergencia, en 1 de cada 10 matriculaciones en 2014 La frenada de emergencia, en 1 de cada 10 matriculaciones en 2014
La frenada de emergencia, en 1 de cada 10 matriculaciones en 2014

Bosch ha analizado el porcentaje de penetración de los sistemas de ayuda a la conducción en los vehículos nuevos en Europa. Su investigación muestra que su implantación es muy desigual entre los países de la UE.

En España, tecnologías como la frenada de emergencia y la alerta por cambio involuntario de carril están presentes en el 10% de los coches matriculados en 2014; mientras que en Bélgica y Alemania la frenada de emergencia es la tecnología más extendida, hasta el punto de que uno de cada cuatro turismos la lleva. En los Países Bajos está presente en el 17% de las matriculaciones, un porcentaje que en el caso de Reino Unido baja hasta el 5%.  

En cuando a la asistencia de carril, el 21% de los coches matriculados en Alemania lo llevan, lo mismo que el 14% de los belgas y el 6% en Reino Unido.

En España, el 10% de los coches matriculados en 2014 lleva frenada de emergencia
En España, el 10% de los coches matriculados en 2014 lleva frenada de emergencia

En España, según un estudio conjunto de Bosch y el RACC , la frenada automática de emergencia, en sus distintas versiones, podría evitar uno de cada cinco accidentes de tráfico y salvar hasta 272 vidas. Según las investigaciones de Bosch sobre accidentes, los sistemas de asistencia de carril podrían evitar hasta el 28% de los accidentes con resultado de lesiones que son causados ​​por conductores que se salen accidentalmente de su carril. 

El informe apunta también a la detección de fatiga como el tercer sistema de ayuda a la conducción más extendido, pues está presente en el 12% de los vehículos que se matricularon el año pasado. El sistema de Bosch utiliza el sensor de ángulo de giro del volante y la dirección asistida eléctrica para analizar constantemente el comportamiento sobre la dirección del conductor, en busca de signos típicos de somnolencia.

El sistema registra inmediatamente maniobras bruscas en la dirección y, cuando éstas se combinan con otros parámetros adicionales, tales como el tiempo transcurrido al volante y la hora del día, identifica la aparición de indicios de somnolencia en el conductor. Antes de que éste empiece a dar cabezadas al volante, el detector de fatiga advierte al conductor con antelación para que se detenga y descanse. 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña