Reparación | Cómo convertirse en el taller de confianza de los clientes

Presupuestos detallados, solventar dudas de los usuarios o poseer placas distintivas de las certificaciones legales ayudarán a que confíen en nosotros.

Es importante tener clientes satisfechos que difundan buenas opiniones en internet. Es importante tener clientes satisfechos que difundan buenas opiniones en internet.
Es importante tener clientes satisfechos que difundan buenas opiniones en internet.

Convertirse en el taller de confianza para los usuarios es clave para ser el centro de referencia de los clientes y establecer un lazo de fidelidad entre las personas que acuden a nuestro negocio y los profesionales.

Por ello, SPG publica un artículo en el que indica a los usuarios algunos consejos para encontrar un taller en el que poder confiar su vehículo, tanto para un arreglo como para una puesta a punto.

Lo primero que deben percibir los clientes es la legalidad del negocio y que se está en posesión de las certificaciones legales y el cumplimiento de las normativas que se requieren en el sector, dado la proliferación de talleres ilegales que existen y que no ofrecen las garantías mínimas solicitadas.

Las placas distintivas que demuestran el cumplimiento de estos requisitos son un elemento básico que deben ver nada más entrar al establecimiento los clientes. Estas deben ubicarse en la fachada, en un lugar visible, con la indicación de las actividades que el centro está autorizado a ejercer.

Estas placas de color azul informan sobre la rama de actividad del taller (mecánica, electricidad, chapa y pintura) y el número de inscripción en el registro especial de talleres.

Asimismo, el artículo señala que un taller profesional debe facilitar un presupuesto estimado del trabajo que se tiene que realizar antes de que el cliente decida si va a dejar el vehículo o no. Los presupuestos ambiguos que no explican con exactitud de dónde derivan los costes pueden ser una señal de un negocio poco serio.

Para dar aún más confianza al usuario, es importante reflejar nuestra profesionalidad señalando detalles sobre la intervención que debe realizarse en el coche y demostrando que sabemos desempeñar nuestro trabajo con total garantía para el dueño del vehículo, por lo que debemos solventar cualquier duda al respecto que este pueda tener.

Por otro lado, internet es una enorme fuente de información y una herramienta que los clientes utilizan cada día más antes de acudir a un centro de reparación. Así, también es importante cuidar nuestra imagen en la red y tener clientes satisfechos que difundan buenas opiniones sobre nuestro trabajo.

Además, debemos comprobar que todos los datos que puedan aparecer de nuestro negocio sean los correctos y dar los suficientes detalles del mismo como para que los posibles clientes se decanten por elegir nuestro establecimiento para reparar su coche.

SPG también apunta que el hecho de que el taller pertenezca a una red de talleres certifica que se trata de un "centro especializado y respaldado por otros profesionales del sector altamente cualificados".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña