Reparación | Claves para conocer la ficha de datos de seguridad en el taller

Obligatoria por ley, indica las propiedades peligrosas de una sustancia y las recomendaciones sobre su manipulación.

Claves para conocer la ficha de datos de seguridad en el taller Claves para conocer la ficha de datos de seguridad en el taller
Claves para conocer la ficha de datos de seguridad en el taller

La ficha de datos de seguridad es el documento que acompaña a una sustancia o producto, en el que se especifican las propiedades necesarias para que el reparador lo manipule sin poner en riesgo su seguridad.

Interpretar o reconocer la información que incluye es fundamental para evitar accidentes derivados de la toxicidad, riesgo de inflamabilidad, etc.

Por eso, Loctite ha publicado un artículo en su blog, en el que explica los datos que deben incluir estas fichas.

También llamada FDS o MSD (por sus siglas en inglés), en España se regulan a través del Real Decreto 363/1995 y el Real Decreto 1802/2008, la ficha de datos de seguridad debe ser entregada cuando se adquiere el producto por primera vez o cuando sea necesario tomar medidas previas (por lo que se entrega antes de que llegue el producto al taller).

En cuanto a la información que debe contener el documento, Loctite recuerda que son de obligatoria aparición: los datos de identificación (producto, fabricante, teléfono de contacto para emergencias), especificación de riesgos y peligros, manual de formación para el taller sobre comportamiento y características para su correcta manipulación, almacenamiento, eliminación y medios de protección necesarias, así como indicaciones sobre cómo proceder en caso de accidente.

La legislación contempla, además, que las fichas de seguridad proporcionen datos relativos a: composición e información de los componentes, primeros auxilios, identificación de los peligros de su manipulación, medidas de lucha contra incendios y de actuación en caso de vertido accidental, almacenamiento y manipulación, control de exposición y protección, propiedades físicas y químicas, estabilidad y reactividad, consideraciones sobre la eliminación, información sobre el transporte, información reglamentaria, así como consejos de uso, formación, referencias estrictas, fuentes de los datos o fechas de emisión.

Por último, Loctite recuerda que, aunque el fabricante es el responsable inicial de la elaboración de la ficha de datos de seguridad, si los distribuidores reetiquetan el producto, deben preparar la ficha de datos de seguridad antes de entregar el producto al taller y serán los suministradores los responsables del contenido de la ficha.

Por su parte, los talleres, como destinatarios de la mercancía, debe tomar las medidas necesarias para proteger a sus trabajadores e informarles sobre su manipulación para prevenir accidentes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña