Reparación | Cetraa alerta acerca de la posible desaparición del conector OBD

La competencia en la posventa y la libre elección del consumidor quedarían comprometidas, según la confederación.

Sin el conector OBD se retrasaría la comunicación entre el taller y el vehículo
Sin el conector OBD se retrasaría la comunicación entre el taller y el vehículo

El pasado mes de febrero el Comité del Mercado Interior y Protección al Consumidor (Imco) del Parlamento Europeo aprobó más de 184 enmiendas para ser tenidas en cuenta en el Proyecto del Reglamento de Homologación COM (2016) 31, que regulará la competencia en el sector de la posventa a nivel europeo, y cuya aprobación se espera que sea antes de finalizar 2017.

Entre las enmiendas aprobadas para mejorar el marco legislativo actual, relacionadas con el diagnóstico, reparación y mantenimiento de los vehículos (RMI), se encuentra la de mantener el puerto OBD del vehículo abierto y accesible a todos los agentes de la posventa.

Sin embargo, además de quedar aprobadas por el Parlamento Europeo, es necesario llegar a un acuerdo entre la Comisión Europea, el propio Parlamento y el Consejo de la UE. Pero este último aún no ha discutido las disposiciones relacionadas con la RMI y no ha emitido opinión alguna sobre dichas enmiendas.

Esta incertidumbre, señalan desde Cetraa, podría favorecer no incluir ninguna mención al mantenimiento del conector OBD abierto y accesible, posibilitando a los fabricantes de vehículos cerrar su acceso en los nuevos modelos que se fabriquen a partir de 2018.

Por ello, la confederación española de talleres ha solicitado al Gobierno español que apoye en las próximas reuniones del Consejo de la UE las enmiendas aprobadas por el Parlamento Europeo, sobre todo la relacionada con el mantenimiento del puerto OBD del vehículo abierto y accesible.

Un conector OBD permite a los centros reparación conectar equipos de diagnosis al automóvil para realizar los mantenimientos periódicos que requiera, diagnosticar fallos, reprogramar, actualizar software, etc.

Sin este dispositivo, los establecimientos solo podrían llevar a cabo esas operaciones de forma remota, conectando directamente con el coche a través de servidores controlados por los fabricantes, mediante el sistema ‘EX VE’ o ‘Vehículo Extendido’.

Así, el sistema quedaría bajo el control exclusivo de los fabricantes, no existiendo supervisión del uso que se haga de los datos generados por el vehículo ni del propio know-how de los agentes que utilicen dicho sistema.

Además, la asociación señala que esto retrasaría la comunicación entre el taller y el vehículo, ampliando y encareciendo los tiempos de reparación y limitando la libre competencia, la innovación empresarial y los derechos del consumidor a la libre elección de taller y a una información veraz.

Los empresarios subrayan que el conector OBD “es imprescindible para la supervivencia de las pymes y micropymes que operan en el sector de la posventa de automoción en España (alrededor de 64.000), que dan empleo a 400.000 trabajadores y atienden a más de 27 millones de automovilistas, de modo que puedan seguir ofreciendo a estos una opción competitiva en el servicio y reparación de vehículos”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña