Electromecánica | Convertir un autobús a híbrido ahorra hasta el 30% de combustible

Barcelona ha implantado este sistema de motorizaciones alternativas en el transporte público.

Convertir un autobús a híbrido ahorra hasta el 30% de combustible Convertir un autobús a híbrido ahorra hasta el 30% de combustible
Convertir un autobús a híbrido ahorra hasta el 30% de combustible

El desarrollo de las motorizaciones alternativas está llegando también al transporte público. Así, convertir un autobús diésel convencional o de gas natural comprimido (GNC) a híbrido permite ahorrar el 30% anual en combustible.

Si un autobús diésel se reconvierte a híbrido puede ahorrar al año alrededor de un 22% en gasto de combustible, mientras que en el caso de un bus de GNC el ahorro asciende al 30%, según los datos de la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos Urbanos (ATUC).

Sin embargo, hoy por hoy no es posible la existencia de un autobús 100% eléctrico debido a la falta de autonomía suficiente para cumplir con el servicio. Ya que éste necesita 16 horas como mínimo de autonomía y, con las baterías actuales, puede alcanzar a esa duración en invierno, pero no en verano debido principalmente al uso del aire acondicionado.

Esta operación, que cada vez se realiza más en los talleres, es una oportunidad más de negocio a tener en cuenta por los establecimientos de reparación a la hora de diversificar su oferta de servicios.

Barcelona es una de las ciudades que ha implantado este sistema de motorizaciones alternativas en el transporte público. De esta manera el ahorro es d 8.640 euros al año en combustible por cada uno de sus autobuses híbridos.

En este sentido, TMB, la empresa de Transportes Metropolitanos de Barcelona, tiene ya en su flota el 38% de autobuses propulsados por GNC, 411 de un total de 1.065 vehículos.

Además, la entidad ha invertido en reconvertir los autobuses diésel o de GNC a híbridos y en la compra de híbridos de nuevos, con casi 160 unidades, lo que ha hecho que desde finales de 2012 se le considere la flota más limpia de toda Europa.

Así mismo, la empresa ha instalado filtros de escape en 425 de sus autobuses diésel.  Reduciendo el 60% las emisiones de NOx (óxido de nitrógeno) y el 90% las de PM10 (partículas sólidas de hollín o cenizas disueltas en los gases de escape).

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña