Chapa y pintura | Por qué utilizar la silicona de alta temperatura

Su resistencia a condiciones térmicas extremas y su flexibilidad son algunas de sus características.

Esta silicona es capaz de resistir temperaturas que oscilan entre los -60 °C y los 250 °C. Esta silicona es capaz de resistir temperaturas que oscilan entre los -60 °C y los 250 °C.
Esta silicona es capaz de resistir temperaturas que oscilan entre los -60 °C y los 250 °C.

Entre los productos que los profesionales del sector destacan por su utilidad a la hora de reparar los vehículos está la silicona de alta temperatura, que permite realizar trabajos de adhesión y sellado.

Loctite explica, en un artículo que publica en su blog, que este elemento fijador, compuesto por oxígeno y silicio, posee una gran elasticidad y resistencia a temperaturas elevadas. Por ello y por sus propiedades selladoras, se utiliza tanto como adhesivo como lubricante, según indica el post.

Este tipo de silicona es capaz de resistir temperaturas que oscilan entre los -60 °C y los 250 °C. No obstante, existen algunas fórmulas que llegan a resistir condiciones térmicas temporales aún más extremas que llegan hasta los 275 y 350 °C, según los técnicos de Loctite.

Asimismo, otro de los aspectos que caracteriza este producto es su resistencia cuando se expone a la intemperie, el ozono, la radiación, la humedad y todo tipo de inclemencias medioambientales exteriores.

El post añade que estas siliconas son unos excelentes aislantes eléctricos, por lo que son muy adecuados para utilizarlos como protectores en conectores eléctricos, bornes, circuitería eléctrica, placas cerámicas y semiconductores. También se caracteriza por poseer unos elevados índices de elasticidad y flexibilidad por lo que mejora la resistencia a la tracción. A esto se une, indican los expertos de Loctite, que es un buen aislante que mantiene las propiedades invariables en temperaturas extremas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña