Chapa y pintura | Pasar una avería como siniestro, entre las estafas al seguro más comunes

Daños ajenos al accidente, los montajes o presupuestos inflados, los fraudes más habituales.

Pasar una avería como siniestro, la estafa más común al seguro Pasar una avería como siniestro, la estafa más común al seguro
Pasar una avería como siniestro, la estafa más común al seguro

El 71% del fraude a las compañías aseguradoras se registra en el ramo de coches, y se ha multiplicado por 3,5 veces respecto a 2009.

Así lo reflejan los datos del ‘Tercer barómetro del fraude en el seguro de autos’ de Línea Directa, que concluye que seis de cada cien siniestros declarados son intentos de estafa.

Según la encuesta, el 94,5% de los intentos de fraude se corresponden con los daños materiales, aunque las cuantías varían según la región.

En este sentido, los daños ajenos al siniestro están presentes en tres de cada cuatro casos, por lo que siguen siendo las estafas más habituales. Por detrás, se sitúan los montajes preparados con antelación (12%), los presupuestos inflados (7%), las averías declaradas como siniestros (1,5%) y los falsos hurtos (1%).

A pesar de que el perfil del defraudador más habitual es hombre menor de 26 años en paro o con empleo precario, el barómetro señala que, como novedad, aumenta el perfil de hombre de mediana edad, con estudios superiores y que trabaja por cuenta ajena.

Por género, los hombres estafan más que las mujeres, se arrepienten menos (63,5% frente al 51,7%) y presumen más de ello, incluso ante desconocidos.

Por su parte, las mujeres fingen más lesiones y más graves que los hombres (19,2% frente al 2,6%). Además, ellas estafan por su “tendencia a cuidar de la economía familiar” y ellos “para tener el coche en perfecto estado”, afirma el barómetro.

No obstante, el estudio de Línea Directa revela que la intención de estafar se ha reducido a la mitad respecto a 2014.

Aun así, 5,2 millones de conductores reconocen que podrían cometer fraude si supieran que no los van a pillar y nueve millones lo justifican.

Como conclusión interesante, la encuesta refleja que el 73% de los conductores (19 millones) asegura que estaría dispuesto a denunciar a alguien si obtuviera, a cambio, un beneficio económico directo (lo que, según la compañía encargada del estudio, es frecuente en EE. UU y Reino Unido).

A juicio de Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa, la estafa “es un engaño que nos afecta a todos, por lo que es muy importante que todos comprendamos que, en este tema, al final pagamos justos por pecadores”.

Y destaca que lo que más preocupa a las aseguradoras “son las mafias organizadas, tanto por su peligrosidad social como por el coste económico que suponen”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña