Reparación | ¿Qué ocurre cuando falla el silentblock?

Neumáticos, transmisión o dirección son algunos componentes que se ven afectados.

La reparación de los sistemas de dirección se ha vuelto más complicada
Los silentblock delanteros son los que antes se desgastan por la dirección

La estabilidad de un vehículo depende en gran medida del sistema de suspensión. Realizar un correcto mantenimiento de todas sus piezas es clave para asegurar su duración. Uno de sus componentes más desconocidos son los silentblock que, a pesar de su pequeño tamaño, realizan una función indispensable.

Estas piezas de goma se encargan de absorber las vibraciones entre las partes rígidas del vehículo. Normalmente su sustitución se realiza cada mucho tiempo y solo se hace cuando el material elástico está deteriorado o tiene algún tipo de holgura en la unión con el resto de piezas, explican desde Autofit.

Su montaje se realiza a presión o con varios tornillos para evitar que se mueva absorba todos los golpes. Un silentblock desgastado puede provocar varias averías con un alto coste para el cliente. Los primeros síntomas de un fallo en la pieza serán unos ruidos derivados del choque de las piezas metálicas de la suspensión.

Su reparación la debe llevar a cabo un profesional mecánico cuanto antes, ya que de no hacerlo, el vehículo corre peligro de sufrir problemas en la suspensión, así como en la dirección. Lo más probable es que se dé un posible fallo en la transmisión y un desgaste inadecuado de los neumáticos.

Además, un silentblock partido o desgastado provoca inestabilidad e imprecisiones en la dirección. Normalmente, los que primero se suelen romper son los de las ruedas delanteras, ya que sufren los movimientos de la dirección y, también, soportan el peso y los golpes del motor. Serán los primeros a los que deberá prestar atención el profesional en las revisiones.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña