Reparación | Wifi gratis, ¿un buen 'gancho' para el taller?

Mejora la experiencia del cliente y permite conocerlo mejor, pero también tiene inconvenientes.

El wifi ameniza la espera de los clientes en el taller
El wifi ameniza la espera de los clientes en el taller

La conexión wifi gratuita es un servicio inseparable de numerosos bares, restaurantes, hoteles y hasta vehículos de transporte de pasajeros. Ofrecer este extra a los clientes es una buena forma de llamar su atención y/o motivarles a pasar más tiempo en el negocio. ¿Pueden ser estos parámetros aplicables también al negocio del taller?

Teniendo en cuenta la gran cantidad de usuarios de Internet móvil en España, incorporar este servicio al taller aporta al negocio un valor añadido y mejora su imagen de marca, como establecimiento moderno y preocupado por sus clientes. 

En segundo lugar, atrae a más usuarios al mejorar su experiencia. La espera para recoger el vehículo o bien mientras está siendo objeto de una reparación rápida es más amena si se puede navegar por Internet.

Asimismo, el wifi gratis es una interesante herramienta de marketing. Para que se conecten, los clientes deben proporcionar algunos datos, como el correo electrónico, lo que da al taller una forma de contacto de cara a ofrecer sus servicios o productos en el futuro.

Según el Blog del Taller Eficiente, también se les puede solicitar su opinión sobre diversos aspectos del negocio. Con todos estos datos, es posible conocer mejor el perfil de cada cliente y adecuar los productos y servicios ofertados.

Por último, tiene un valor publicitario, al usar el portal de acceso wifi como vía para mostrar promociones personalizadas durante la conexión wifi. Incluso se puede negociar con los proveedores para que inserten su propia publicidad y obtener unos ingresos extra.

Inconvenientes

Aun así, ofrecer wifi gratis a los clientes también impica algunos inconvenientes. En primer lugar, es obligatorio disponer de un registro de todas las conexiones que se realizan a través de la red wifi del taller.

Este registro, además, debe realizarse sin violar las estrictas leyes de protección de datos vigentes en nuestro país.

Y, claro está, es preciso poner límites al uso abusivo del wifi, tanto por clientes como por transeúntes y vecinos. Restringir el uso a los primeros y limitar el tiempo de conexión, el ancho de banda disponible o el acceso a determinados servicios es fundamental para no perder más de lo que se gana.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña