Reparación | De Reino Unido a EE.UU: dos tendencias en la reparación de híbridos y eléctricos

En Reino Unido está abierto el debate entre talleres y flotas por los costes derivados de las reparaciones de híbridos y eléctricos. En Estados Unidos, el interés por este tipo de vehículos parece ser muy moderado, ya que solo el 47% de los centros preguntados en una encuesta, cree que su negocio se modificará por el panorama eléctrico.

Existe un debate entre los costes de mano de obra en los vehículos sostenibles
Existe un debate entre los costes de mano de obra en los vehículos sostenibles

Ante la revolución de la cada vez más acusada implantación de los vehículos híbridos y eléctricos, los talleres se plantean como afrontar esta nueva realidad que cada día gana presencia a nivel mundial.

Nos fijamos en dos países con importante peso en la industria de la automoción: Reino Unido y Estados Unidos. Según la prensa británica, las flotas de vehículos dicen no a pagar un precio más alto por la mano de obra de un eléctrico, mientras los talleres se plantean más firmemente aumentar el precio de su intervención en este tipo de vehículos. En Estados Unidos, parece que el interés por los vehículos de bajas emisiones se contiene, ya que se realizan pocas intervenciones y pocos talleres invierten en herramientas específicas para eléctricos (no llega ni a la mitad del total).

Tendencia en Reino Unido

En el país británico ya se ha advertido a los concesionarios que no aumenten indebidamente la tarifa de mano de obra del taller a medida que los automóviles y camionetas eléctricos se vuelven comunes o corren el riesgo de perder clientes importantes. Según la publicación británica AM, Lorna McAtear, supervisora de la flota de 3,000 vehículos de National Grid, reconoció que los talleres deberán asumir el cambio de servicio de vehículos ICE a vehículos eléctricos, con la consiguiente pérdida de ganancias petroleras, es decir, cualquier aumentos de precios que podrían estar considerando deben ser justificables. “Me iré de cualquier taller que aumente la tarifa de mano de obra de manera desproporcionada a un vehículo ICE, cuando todos sabemos que se necesita menos trabajo", dijo.

Lorna McAtear, quien en 2021 fue nombrada Mujer del año (por Barbara Cox) en la industria automotriz del Reino Unido, destacó cómo los BEV no necesitan mantenimiento con tanta frecuencia, lo que brinda a las flotas más ahorros, particularmente en términos de tiempo de inactividad. "Durante un período de tres o cuatro años, puede enviarlo al taller dos veces, mientras que en un vehículo ICE, lo enviaría todos los años".

Su opinión fue compartida por Ashely Barnett, jefa de consultoría de flotas de Lex Autolease, quien dijo que los vehículos eléctricos pueden ser hasta el 50 % más baratos de mantener que sus equivalentes ICE. Los datos de Fleet Assist muestran que el coste de un servicio para un vehículo eléctrico de batería (BEV) es actualmente aproximadamente el 22% menos que un automóvil equivalente con motor de combustión interna (ICE). Gran parte de esto se puede atribuir a la reducción de los tiempos de trabajo, que actualmente son el 33 % más cortos para los BEV que para los autos ICE, según un análisis de 850.000 autos y camionetas de flota que utilizan la sólida red de 5200 talleres franquiciados e independientes de Fleet Assist.

El componente de piezas de un trabajo BEV también suele ser el 28% más barato que un automóvil ICE debido a que tienen menos piezas de trabajo, con un desgaste de los frenos mucho menor. Los datos de SMR muestran que actualmente las piezas BEV más comunes que se reemplazan son los filtros de polen, las bombillas, las baterías de los llaveros, los limpiaparabrisas y el líquido de frenos.

Fleet Assist dice que la brecha de costes de servicio, mantenimiento y reparación (SMR) se amplía aún más cuando se tiene en cuenta que los precios de las piezas han aumentado alrededor del 10 % en los últimos 12 meses. Sin embargo, advierte que los concesionarios buscan aumentar aún más los costes de SMR para mantener su rentabilidad a medida que comienzan a sentir el impacto de la reducción de los ingresos por servicios a medida que los conductores cubren menos distancia y un rápido aumento en los costes operativos, particularmente los salarios de los técnicos.

Fleet Assist fue contactado recientemente por un taller franquiciado de Reino Unido que estaba considerando implementar una tarifa de mano de obra de servicio BEV específica de 125 librass, un aumento del 89% sobre el costo de mano de obra equivalente de servicio de automóviles ICE. Vincent St Claire, director gerente de Fleet Assist, explicó: “Los talleres ya están comenzando a aceptar cómo los vehículos eléctricos afectarán sus ingresos por servicios y el tráfico del taller a largo plazo. “Es posible que veamos más talleres buscando formas de abordar cómo el cambio de paradigma de la posventa de BEV va a desafiar su prestación de servicios y las tarifas que cobran”.

La compañía concluye aconsejando a los talleres que tienen que tener en cuenta su futura inversión y los crecientes gastos generales. Esto incluye la capacitación de técnicos, la provisión continua de un servicio de recolección y entrega y vehículos de cortesía y la actualización de sus talleres para administrar BEV, lo que incluye múltiples actualizaciones de software. Una encuesta reciente de The Motor Ombudsman confirmó que 6 de cada 10 talleres esperaban aumentar sus precios en 2022 para seguir siendo rentables en un contexto de aumento de los gastos generales.

Situación de las reparaciones de eléctricos en Estados Unidos

Menos de la mitad de los talleres de Estados Unidos (47%) preguntados en una encuesta realizada por IMR a 500 centros de estas características, cree que la penetración de híbridos y eléctricos en el mercado afectará a su negocio en los próximos dos años.

De hecho, actualmente, solo 6 de cada 100 intervenciones de las que se realizan en estos talleres son reparaciones a vehículos híbridos, y si hablamos de eléctricos, el número baja a 4. Siendo los de menos tamaño los que menos trabajan con estos vehículos, de los cuales solo el 15% publicita estos servicios. Si nos referimos a talleres grandes, lo hacen en un 43%. A pesar de que más del 95% reconoce que "ha visto aumentar la cantidad de vehículos BEV en sus instalaciones en los dos últimos años". 

Ante ello, el 42,4% de los talleres independientes asegura haber invertido en herramientas/equipos para dar servicios a vehículos BEV y HEV. El 41,2% de los encuestados ha invertido en formación específica de sus operarios para intervenir sobre estos vehículos y el el 56,2% de dice que su proveedor principal los mantiene actualizados sobre las tendencias BEV y HEV.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña