Reparación | Detienen a seis personas por crear empresas pantalla para manipular cuentakilómetros

La Guardia Civil calcula que los estafadores consiguieron unos 90.000 euros con la venta de quince vehículos.

Los implicados quitaban una media de 100.000 kilómetros a los automóviles
Los implicados quitaban una media de 100.000 kilómetros a los automóviles

La Guardia Civil en Alicante han desmantelado una trama de empresas pantalla creadas para vender vehículos de alta gama con el cuentakilómetros manipulado después de adquirir los coches en subastas de sociedades dedicadas al renting.

De esta forma, los agentes han detenido a los dos presuntos cabecillas en Madrid y a cuatro supuestos testaferros en Elche, en total cinco hombres y una mujer de entre 34 y 67 años.

La Benemérita calcula que con la venta de 15 coches con el odómetro alterado, a los que quitaban una media de 100.000 km, los estafadores consiguieron ganar unos 90.000 euros al venderlos por un precio superior a su valor real de mercado. Es decir, lograban un margen de beneficio de unos 6.000 euros con cada vehículo vendido.

La investigación por parte de instituto armado comenzó tras una denuncia en Madrid del comprador de un coche de segunda mano. Los vendedores se excusaron con él y alegaron que lo habían comprado en un establecimiento de Elche y que no sabían que el cuentakilómetros estuviera manipulado.

Los agentes analizaron la empresa y comprobaron que el vehículo había sido importado, supuestamente, por una empresa de Portugal que se dedicaba a la exportación de coches comprados en subastas de renting en Madrid. Sin embargo, la Guardia Civil averiguó que todo era un montaje.

Al frente de la empresa lusa figuraba como administrador un indigente de Elche sin domicilio conocido y que no tenía relación con la venta de coches ni con dicho país. Esta persona junto con otras tres más recibían 300 euros cada mes por figurar como administradores de sociedades que no tenían actividad alguna y que servían para enmascarar el fraude con la venta de automóviles

Asimismo, los agentes averiguaron que el coche manipulado del denunciante no llegó a salir del establecimiento de compraventa de Madrid, donde fue trasladado tras su adquisición en una subasta.

Para organizar esta trama, el dueño de este local y su hermano crearon un laberinto de empresas pantalla y falsificaron la documentación de exportación e importación de los vehículos con el fin de que no se les pudiera implicar en la estafa en caso de ser descubiertos.

Tras pasar a disposición judicial en los respectivos juzgados han quedado en libertad con cargos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña