Reparación | Detenido el dueño de un taller por simular accidentes para estafar a una aseguradora

La Guardia Civil también ha investigado a otras seis personas como presuntos autores de delitos de estafa continuada y falsedad documental.

La Guardia Civil trabajó conjuntamente con la Policía en el caso
La operación se puso en marcha tras la denuncia de una aseguradora ante la Guardia Civil

La Guardia Civil de Guadalajara ha detenido al dueño de un taller mecánico de Torrejón de Ardoz y ha investigado a otras seis personas, por simular tres siniestros de tráfico para estafar a una compañía aseguradora, como presuntos autores de delitos de estafa continuada y falsedad documental, según adelanta EFE.

Según ha informado en una nota de prensa la Comandancia de Guadalajara, la detención del dueño del taller y la investigación a las otras seis personas ha sido llevada a cabo por Agentes del Subsector de Tráfico, en el desarrollo de la operación 'Valcruces'.

La operación se puso en marcha tras la denuncia que presentó el pasado 20 de abril una compañía aseguradora ante el Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara, al haber detectado la posible simulación de accidentes de tráfico para la posterior reparación de los vehículos con cargo a la misma.

INVESTIGACIÓN

Tras recibir la denuncia, el GIAT inició una investigación que determinó que se trataba de vehículos previamente accidentados en los que en su momento no se realizó la reparación con cargo a su correspondiente compañía aseguradora, procediendo posteriormente a dar un parte de siniestro vial, como perjudicado, por colisión por alcance de otro vehículo, con el fin de que se hiciera cargo la compañía aseguradora denunciante.

También estableció que todos los vehículos fueron reparados en un mismo taller de la localidad de Torrejón de Ardoz, y que su propietario organizaba la consecución de los hechos a la hora de dar los partes de siniestro vial a la compañía aseguradora, planificando con los implicados la declaración de los siniestros y llevando a cabo la reparación de los vehículos.

Los guardias civiles constataron que uno de estos vehículos había sufrido un siniestro vial en Castellón en 2018, por el que su propietario había cobrado la correspondiente indemnización y lo había entregado a un desguace porque no deseaba repararlo, y que después fue adquirido por una tercera persona que, tras dar un parte falso a su aseguradora, pretendía repararlo con cargo a la compañía.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña