Noticia remitida | Cómo pasar la ITV tras hacer cambios en tu vehículo

Cómo pasar la ITV tras hacer cambios en tu vehículo
Cómo pasar la ITV tras hacer cambios en tu vehículo

El realizar la ITV de un vehículo es algo que suele inquietar ya que en esta se pueden detectar diferentes tipos de averías y, por lo tanto, tener que hacer cambios en el vehículo. Si tu vehículo no pasa la ITV o sabes que tiene algún tipo de avería te interesará saber qué hacer para pasarla sin ningún tipo de problemas.

¿Qué cambios debes hacer en tu vehículo?

En primer lugar, es fundamental que los neumáticos estén en perfecto estado. Si tenemos que cambiarlos es importante que compruebes la equivalencia de tus neumáticos. Los neumáticos equivalentes son aquellos neumáticos homologados que sustituyen a los originales proporcionándole la suficiente seguridad.

Para saber cuál es la equivalencia de tus neumáticos puedes usar la calculadora que ofrecen algunas páginas webs como Oponeo, tienda online de neumáticos reconocida a nivel mundial. En ella únicamente tienes que introducir las medidas originales de tus neumáticos (puedes encontrarla en el manual de tu coche) y, automáticamente, te calculará la equivalencia que necesitan tus nuevos neumáticos.

El cambiar los neumáticos puede suponer cambios en el velocímetro: si el neumático de tu vehículo es sustituido por uno de menor diámetro, el velocímetro mostrará una velocidad superior a la real, y viceversa.

A la hora de cambiar tus neumáticos se debe respetar las medidas originales del fabricante, aunque, es cierto, que este suele dejar un margen de variación para posibles cambios posteriores. La importancia de respetar los tamaños homologados radica en que puede verse afectada la seguridad de conducción y, por tanto, que tu vehículo no pase la ITV.

Para obtener más información podemos acceder al manual de reformas a través del cual podemos conocer las reformas tipificadas, la documentación y codificación. Este está accesible no solo online sino también en todos los establecimientos de ITV.

Otros aspectos importantes para pasar la ITV

Dicho todo esto, los neumáticos no solo son los únicos cambios que puedes realizarle a tu vehículo. También puedes cambiar la carrocería, luces, suspensión, unidad motriz, etc.

Las luces es un elemento de seguridad muy importante y por el que, muchas veces, tu vehículo no pasa la ITV. Debes comprobar previamente las luces delanteras, traseras, las largas, las cortas, intermitente, luz de freno, de matrícula, indicador de marcha atrás y las luces de antiniebla. Si alguna de las luces de tu vehículo no están en perfecto estado lo primero que debes hacer es revisar las bombillas, pero es cierto que, en ocasiones, puede deberse a problemas de batería o fusibles.

Se recomienda cambiar las copelas de suspensión cuando se cambian los amortiguadores del coche. Estas son elementos de goma que suelen deteriorarse con frecuencia debido a que están sometidos continuamente a grandes presiones y movimientos. La importancia del cambio de los amortiguadores de suspensión se basa en que puede verse afectada la comodidad de tu vehículo y, lo que es más importante, la manejabilidad de este.

En definitiva, para que tu vehículo pase la ITV es necesario que compruebes previamente cada uno de los detalles y, si es necesario realizar cambios, es aconsejable que te rijas al manual de reformas.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña