Electromecánica | Las soluciones de iluminación de última tecnología amplían la gama de Osram

La marca mantiene asimismo sus aplicaciones tradicionales de luces para vehículos.

La luz láser o los LEDs infrarrojos permiten al automóvil reconocer su entorno
La luz láser o los LEDs infrarrojos permiten al automóvil reconocer su entorno

En un automóvil se montan alrededor de 200 lámparas de promedio. Con un mercado con necesidades cada vez más exigentes, Osram sigue desarrollando sus productos para dar respuesta a los desafíos de la movilidad, con el desarrollo de conceptos de movilidad inteligente.

Así, Osram dispone de una amplia gama de posibles aplicaciones tradicionales de luces para vehículos, que engloban desde faros principales e interiores a luces traseras, en las diferentes tecnologías: halógenos, xenón y LED.

Los productos Original de Osram proporcionan una importante luminosidad con calidad de fabricante y, por eso, son utilizados con gran éxito en millones de nuevos automóviles de reconocidos fabricantes, ya sea como equipo original o como pieza de recambio original.

Además, las gamas de productos de valor añadido amplían la oferta y permiten al usuario elegir la lámpara adecuada para cada tipo de conductor. De este modo, si gusta de tener la máxima luminosidad en la carretera, las gamas de rendimiento Night Breaker, con hasta un 200% más de luz, son las adecuadas.

Y si prefiere que su coche marque la diferencia por su exclusividad y elegancia, las lámparas de diseño Cool Blue Intense, que emiten una luz de hasta 4.200 K, le ofrecen esa posibilidad con una luz más blanca.

Si su prioridad son los productos con mayor durabilidad y una comodidad adicional, debido a su calidad de confianza, las lámparas de confort Ultra Life, con hasta cuatro años de garantía, son la mejor opción.

Además de una amplia gama para las aplicaciones clásicas y sus diferentes tecnologías, conocidas como tradicionales, Osram también dispone de soluciones de iluminación para automóvil de última tecnología. Estas permiten conducir vehículos equipados con cada vez más sensores, software, luz de láser o LEDs infrarrojos, con los que el automóvil reconoce su entorno. Esto permite que los vehículos reaccionen más rápido que los conductores humanos en situaciones peligrosas.

Por ejemplo, con los LEDs infrarrojos se puede monitorizar el punto muerto del retrovisor o alertar de los desvíos involuntarios del carril, ayudando a las cámaras a iluminar la zona delantera del vehículo. Junto con una cámara, los LEDs infrarrojos también se utilizan como detectores de la fatiga y distracciones del conductor, o para iluminar los obstáculos, facilitando la conducción nocturna.

Gracias también a los LEDs infrarrojos o láseres como fuente de luz para las cámaras, se pueden detectar rápidamente los peatones. El sistema de control automático adaptable de crucero y de distancia garantizan una mejor visibilidad y mucho más seguridad en la carretera gracias a los sistemas láser.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña