Electromecánica | La importancia de revisar y cambiar el líquido de frenos en el momento indicado

Protege los componentes del sistema de frenado y alarga su vida útil, lo que revierte en la propia seguridad del conductor, según Javier Aparicio, jefe de taller en Motorspeed.

En la revisión anual del vehículo, es muy importante que el técnico se detenga a comprobar cómo se encuentra el líquido de frenos con el fin de chequear el punto de ebullición y la calidad. Según Javier Aparicio, jefe de taller en Motorspeed, si este líquido de frenos no está en óptimas condiciones, “influirá en el pedal de freno y en la durabilidad de los frenos”.

En un nuevo vídeo que forma parte de la campaña “Elige calidad, elige confianza” (ECEC), desarrollada por los fabricantes de componentes de automoción adheridos a Sernauto para concienciar sobre la importancia del mantenimiento regular del vehículo de cara a la seguridad vial, Aparicio indica que lo primero que hay que hacer es utilizar un comprobador para ver el porcentaje de agua que tiene el líquido de frenos. “Si tiene mucha agua, se van a observar burbujas, y el tacto del pedal no será uniforme y hará cosas raras”, asegura.

Agrega a continuación que a la hora de renovarlo, hay que “sustituir todo el líquido viejo, absorbiéndolo y purgándolo con una máquina adecuada”. Para Aparicio es muy importante utilizar primeras marcas, y en ese caso, lo recomendable es cambiarlo con una periodicidad de uno a tres años.

Recomienda como producto de gran calidad el líquido de frenos de Ate. “Viene, además, en formato de lata, que es ideal para que no pierda propiedades”, subraya Javier Aparicio. Explica también que, por el contrario, las de plástico “se pueden rajar o deformar porque el líquido de frenos es bastante corrosivo y no debe mantener contacto ni con la piel ni con ningún otro material”.

En relación con ello destaca el precinto de seguridad que incluye y que impide que se abra fácilmente, y el anillo de seguridad incorporado en el propio tapón, que hay que retirar para poder abrirlo.

Como experto en el mantenimiento de vehículos recomienda usar todo el contenido del envase del líquido de frenos y no dejar restos, puesto que perderían propiedades. Finalmente asegura que con un líquido de frenos de primera marca “no solo mejoramos nuestra propia seguridad, sino que también protegemos todos los componentes del sistema de frenado, al estar en contacto con las piezas de freno, latiguillos y tuberías, y prolongamos su vida útil haciendo que no queden restos ni sedimentos en las tuberías o latiguillos”.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña