Electromecánica | Soluciones a cinco anomalías que pueden presentar las correas poly-V

Dayco realiza un diagnóstico preciso con las posibles causas y expone la solución o el procedimiento de reparación de cada una de ellas.

En las poly-v defectuosas puede salirse el hilo de refuerzo
En las poly-v defectuosas puede salirse el hilo de refuerzo

Las correas de distribución poly-V van estriadas en sentido longitudinal y, gracias a su reducido espesor, son muy flexibles y pueden trabajar con diámetros muy pequeños de poleas. En su web, Dayco ofrece información sobre esta modalidad de correas, y detalla las causas y soluciones para las distintas anomalías que pueden sufrir. Entre las principales destaca las cinco siguientes:

1. Rotura de los ribs

Causas:

  • Progresión de las grietas.
  • Presencia de cuerpos extraños en las gargantas de las poleas.
  • Montaje incorrecto, rib fuera de la polea.
  • Desalineación o salto del rib.

Qué hacer:

  • Asegurarse de que la correa esté instalada correctamente, de que no haya cuerpos extraños dentro de las gargantas de las poleas y de que todos los elementos de la transmisión funcionen correctamente.
  • Sustituir la correa dañada.

2. Mezcla del rib arrancada

Causas:

  • Uso de utensilios inapropiados para la instalación de la correa sobre las poleas.
  • Desalineación entre los elementos de la transmisión.
  • Colocación incorrecta de la correa en las poleas.

Qué hacer:

  • En fase de montaje, controlar detalladamente la colocación de la correa en la transmisión, y que los componentes rígidos de la misma estén fijados y alineados correctamente.
  • Sustituir la correa dañada.

3. Salida del hilo de refuerzo

Causas:

  • Excesiva tensión de trabajo.
  • Irregularidad de las poleas que pueden crear abrasiones o cortes en la correa.
  • Poleas defectuosas.
  • Poleas desalineadas.
  • Interferencia con un elemento fijo.

Qué hacer:

  • Asegurarse de que los elementos rígidos de la transmisión estén en buenas condiciones, que funcionen correctamente y bien alineados y que la correa esté tensada correctamente.
  • Sustituir la correa dañada. 

4. Reducción de la sección de los ribs

Causas:

  • Baja tensión de montaje.
  • Gargantas de las poleas excesivamente desgastadas.
  • Correa inapropiada para la aplicación (desarrollo excesivo).

Qué hacer:

  • Comprobar que la correa sea la correcta para la aplicación.
  • Asegurarse de que los elementos rígidos de la transmisión no presenten evidentes señales de desgaste y de que la tensión de la correa sea la indicada por el fabricante.
  • Sustituir la correa dañada.

5. Depósito de material extraño en las gargantas de la correa

Causas:

  • Despegado de material de los ribs y depósito en el fondo de las gargantas.
  • Entrada de material extraño entre la correa y la garganta de la polea (en general, arena) que crea vibraciones o excesivo ruido.

Qué hacer:

  • Asegurarse de que los elementos rígidos de la transmisión no presenten evidentes señales de desgaste y de que la tensión de la correa sea la indicada por el fabricante.
  • Sustituir la correa dañada.

 

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña