Concesionarios | Gerardo Pérez (Faconauto): "La confianza del consumidor no será la misma. Nuestro sector va a sufrir"

El presidente de la patronal cree que si se prolonga el estado de alarma, "el escenario de cierres será inevitable".

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto
Gerardo Pérez, presidente de Faconauto

La crisis del coronavirus ha supuesto un duro golpe para todas las empresas y la economía española. En el mercado de la automoción todos los negocios están notando el impacto de las medidas puestas en marcha para combatir la pandemia, pero además, una vez superada esta emergencia sanitaria, la vuelta a la normalidad no se plantea como un escenario ideal para algunos sectores, como el de la venta de vehículos. Esta crisis traerá consigo una pérdida de poder adquisitivo para las familias, que tendrán que priorizar este sus gastos, lo que puede suponer un retraso en la toma de decisión de adquirir un nuevo automóvil.

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, en una entrevista realizada por la Voz de Galicia, hace una radiografía del sector de los concesionarios en la actualidad, los cuales se encuentran cerrados, "solo permanecen unos servicios mínimos en los talleres para reparaciones de urgencias, pero con un impacto en la facturación de apenas un 1 %. En una semana se han reparado 2.400 vehículos en España".

Una actividad, la de la venta de coches, que se encuentra totalmente paralizada. Más de 200.000 coches en stock se acumulan en los concesionarios españoles, una elevada cifra "porque además de cerrar, el decreto nos cogió con muchos tráileres de vehículos en tránsito". Los profesionales de este mercado solo disponen del canal online para impulsar su relación con los clientes, sin embargo esta plataforma no es suficiente y en este sentido, subraya Gerardo Pérez que "se están articulando ERTE por causa de fuerza mayor para intentar mantener el empleo, pero estamos hablando de 151.000 personas, y cada día que se permanece sin actividad aumentan los daños.

Y es que el contexto actual es de auténtica incertidumbre. El presidente de Faconauto sentencia que las pérdidas del sector van a ser millonarias, "vamos a perder 2.500 millones de euros de facturación. Si pudiéramos abrir el 11 de abril, habría muy pocas caídas en España. Si se prolonga el cierre, el escenario de cierres será inevitable".

Una prolongación en el tiempo que aún es difícil determinar. Sin embargo, la vuelta a la realidad no resulta tampoco muy esperanzadora para algunos sectores como el de los concesionarios. "Hay quien defiende la tesis de que si no se despide a nadie la economía no va a sufrir. ¡Ojalá fuera así! Hay empresas que no aguantan con un ERTE y están despidiendo. Cuando salgamos habrá más desempleo y la confianza del consumidor no será la misma. Nuestro sector va a sufrir", ha insitido Gerardo Pérez.

Entre las medidas que desde las organizaciones del sector se plantean, Gerardo subraya la necesidad de un plan de relanzamiento potente para el sector del automóvil, además de poner en marcha acciones para hacer recuperar a los consumidores la confianza en el mercado.

Ante una economía nacional muy afectada, las decisiones de compra de vehículos se retrasarán, lo que va a afectar a la llegada del coche eléctrico. En este sentido, el presidente de Faconauto resalta que "no tiene sentido mantener la normativa europea de emisiones en medio de una crisis como esta. Hemos solicitado su suspensión durante este año. Ahora tenemos que salvar las cuentas de resultados como sea. Estamos seguros que la Comisión dará marcha atrás".

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña