Chapa y pintura | La presión de las aseguradoras sobre talleres y clientes sigue aumentando

El aumento de la siniestralidad por la recuperación económica ha generado una batalla por el control del gasto.

Mesa sobre seguros y talleres en Cetraauto
Mesa sobre seguros y talleres en Cetraauto

“Traen clientes, pero imponen sus condiciones. Pagan rápido, pero poco”. Así definió César García González, experto en siniestros de automóviles, la relación “de amor-odio” (según sus palabras) entre talleres y aseguradoras.

Durante la mesa redonda sobre talleres y aseguradoras que se celebró en Cetraauto, el encuentro anual de empresarios de talleres de reparación de España (Cetraa) celebrado en Toledo el 16 de junio, se abordó la problemática de las excesivas presiones de las aseguradoras hacia los talleres. De hecho, ningún representante de compañías quiso acudir al encuentro, aunque desde Cetraa se les convocó. Un dato sintomático, a juicio de los asistentes.

¿PERITOS O ESPÍAS?

José Enrique García Mérida, presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Toledo, actuó como moderador y analizó con los ponentes la figura del perito, “espía de las aseguradoras, elemento de control del gasto y sobre todo vigilante del asegurado, del que las compañías siempre desconfían”, aseguraron los participantes. 

Julián Oliver, CEO de la Asociación Española de Actuarios, explicó que “la recuperación económica está aumentando la siniestralidad, lo que perjudica a las aseguradoras. Por eso, están tomando serias medidas de control del gasto, entre ellas, presionar a talleres y asegurados”. 

En la misma línea, Sergio Solís, del departamento técnico de GSF Toledo, apuntó que “la presión de las compañías ha llegado a tal nivel que, además de presionar al taller, también lo hacen con el cliente”.

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

César García González fue un paso más allá y destacó la responsabilidad que en este problema tiene el asegurado: “muchos clientes buscan solo el seguro más barato. Eso implica que los servicios que tiene cubiertos son mucho menores, pero solo se da cuenta cuando sucede un siniestro. A veces, el taller, hace más de lo que le corresponde por dar un buen servicio, sobre todo si se trata de un cliente habitual”.

Por otra parte, “el cliente no debería aceptar que le impusieran el taller donde debe llevar el vehículo, pero muchas veces lo hace para ahorrarse un dinero en la prima. Estas prácticas son difíciles de detectar, porque en la mayoría de los casos los talleres ni siquiera llegan a saberlo”.

Otro problema que se planteó desde la mesa es la posibilidad de tener “al enemigo en casa”, puesto que determinados talleres aceptan entrar en esa dinámica, reparan vehículos por un importe hasta un 40% por debajo de su tarifa habitual e incluso vender seguros de Auto a sus propios clientes. 

INDEMNIZACIÓN DIRECTA

La mesa abordó también la cuestión de la indemnización directa, cuando la compañía abona directamente el siniestro al cliente en lugar de repararlo. Esto, que un principio podría ser la solución, da alas al taller ilegal, advirtieron.

Finalmente, se habló de la denuncia que Conepa ha interpuesto contra Línea Directa Aseguradora ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Cesar García González mostró sus dudas respecto a que pueda prosperar. “Hubiera sido más pertinente interponerla ante Consumo, porque, tal como está formulada, dudo que tenga éxito. Pero veremos lo que ocurre”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña