Chapa y pintura | Standox: el gran aliado para la reparación de vehículos clásicos

La protección anticorrosiva es la mayor diferencia que existe al arreglar la pintura de un coche antiguo y uno moderno.

Standox ofrece una gama de productos perfecta para la reparación de los vehículos clásicos
Standox ofrece una gama de productos perfecta para la reparación de los vehículos clásicos

Standox se está convirtiendo en una de las marcas referentes en la restauración de automóviles clásicos. En la última década este mercado está experimentando un gran éxito y los talleres especializados tratan de perfeccionar sus habilidades en este campo prestando atención a los pequeños detalles.

Una de las grandes diferencias entre reparar la pintura de un automóvil clásico o de un coche moderno, es la protección anticorrosiva. Hasta los años 80, las carrocerías de los vehículos se fabricaban principalmente de chapa metálica, lo que conlleva graves problemas por la humedad.

"La restauración de automóviles clásicos requiere un alto nivel de conocimientos tecnológicos y mano de obra cualificada, pero puede ser un mercado lucrativo para los talleres. La base de clientes es sólida, muy unida y resistente a los cambios en la economía. A menudo son personas con conocimientos generales sobre la restauración de automóviles clásicos, que acuden a los talleres para pedir asesoramiento profesional sobre el proceso de pintura. Necesitan sentir que su valiosa posesión está en buenas manos", explica Olaf Adamek, Brand Manager de Standox para la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

Standox ofrece productos para la reparación de coches clásicos
Standox ofrece productos para la reparación de coches clásicos

Para llevar a cabo las tareas de restauración de vehículos clásicos, Standox recomienda un proceso de tres pasos compuesto por una imprimación fosfatante y un aparejo Voc. Después del pretratamiento apropiado, el metal desnudo debería aislarse con una imprimación fosfatante, mientras que el aparejo Voc, aísla las marcas de lijado y los poros, y ayuda a igualar la superficie, convirtiéndola en la base ideal para el acabado. Según Harald Klöckner, responsable de formación y del servicio técnico de Standox para la región de EMEA, "Es crucial evitar el contacto entre la masilla y la chapa desnuda y contrarrestar el riesgo de corrosión a la hora de preparar el sustrato. Asimismo, se debería aplicar siempre una fina capa de aislamiento entre la chapa desnuda y la masilla. De lo contrario, la masilla actúa como una esponja seca que absorbe el agua y la pasa al metal".

Finalmente, al igual que está sucediendo con las reparaciones de pintura en automóviles nuevos, la digitalización del proceso de gestión del color ha permitido que el proceso de identificación del tono en los automóviles clásicos sea infinitamente más sencillo y preciso. Klöckner explica que "con la avanzada tecnología del espectrofotómetro Genius iQ y del programa Standowin iQ, los talleres tienen acceso a más de 200.000 fórmulas de color constantemente actualizadas."

 

 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña