Chapa y pintura | Basf presenta las próximas tendencias de color para la industria del automóvil

La firma apunta que las sombras grises y azules son el eje central de la colección ‘Keep it Real’.

Basf presenta las próximas tendencias de color para la industria del automóvil
Basf presenta una colección de 65 tonos con colores oscuros, azules y efectos complejos

La compañía Basf ha presentado recientemente las nuevas tendencias de color que serán tendencia en 2018 y 2019 para la industria del automóvil bajo el lema ‘Keep it Real’, ante la “necesidad de ser auténtico en un mundo donde la tecnología está distorsionando la línea entre lo real y lo artificial”, explica la firma.

Así, a medida que las innovaciones como la inteligencia artificial, la conducción autónoma y la industrialización robótica se afianzan, el regreso al elemento humano —las necesidades y emociones de las personas— cobra cada vez más importancia, argumenta la enseña.

Por este motivo, los diseñadores de la división de Basf Coatings han trasladado estas observaciones a una colección de 65 tonos en los que los colores oscuros, los tonos azules y los efectos complejos representan la omnipresencia de la tecnología, indica la compañía.

De esta forma, Basf apunta que las sombras grises y azules son el eje central de la colección, con colores acromáticos que se combinan con efectos complejos que añaden colorido y acentos naturales, representando la fusión de la realidad con el mundo virtual.

Los tonos grises, que replican el color de las pantallas y las luces digitales, aparecen como colores muy saturados y las texturas naturales y los efectos de colores simbolizan la búsqueda de cualidades humanas en un mundo virtual.

La compañía detalla que los matices grises representan la urbanidad, combinados con efectos táctiles; así, ‘The Urbanist’, un tono antracita metalizada, representa la fusión entre los seres humanos y la tecnología.

Por su lado, el blanco roto ‘Grand Blanc’, con una textura áspera y su asociación con el cemento, alude a la vida en los espacios urbanos. A esto hay que añadir las partículas de efecto incluidas en el revestimiento transparente, que acentúan la naturaleza del coche como producto emocional.

Para el área de Asia Pacífico destaca el 'Gray Ambivalence', un gris metálico que simboliza la integración de la tecnología en la vida diaria, que se equilibra con un efecto flop (cambio en la luminosidad al observar desde un ángulo distinto) que lo conecta con el mundo real.

En América del Norte hay que señalar el 'Atomium Sky', un azul muy saturado con una crudeza media que pasa a un tono más suave y semiopaco en ángulos rasantes mayores. Y en América del Sur los colores ofrecen una conexión visual con la diversidad de la región por lo que el blanco y el negro se transforman en revestimientos elegantes y eclécticos. Así, ‘Coriolis Force’ refleja el cuidado y el respeto por la artesanía tradicional con un efecto de lujo creado a partir del uso de escamas de un dorado rojizo.

Además, los nuevos conceptos de movilidad influyen en las preferencias con paletas de colores con un atractivo universal, texturas elaboradas y efectos complejos para que cada color sea único.

Basf también ha pensado en colores funcionales que se caracterizan por un sistema de revestimientos que mitiga la acumulación de calor en la superficie del vehículo, lo cual reduce el aumento de temperatura en su interior. Otras innovaciones consistirán en colores que incrementan la reflectividad para mejorar su detección.

Por otro lado, BASF afirma que los fabricantes de coches usan nuevos colores para dar a sus nuevos modelos una apariencia inconfundible, “que será bien recibida por los clientes potenciales en un plazo de tres a cinco años”. Durante este tiempo, los colores serán perfeccionados en colaboración con los productores de vehículos hasta que estén listos para la aplicación OEM.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña