Gerardo Martínez

| Veinte años no son nada para conocerse | -

Veinte años
Veinte años

“Veinte años no son nada”, “celebramos nuestro decimoquinto aniversario” o un más simple “llevamos con ustedes la tira de años”.

Enhorabuena. Tal como está el mundo empresarial en general y el mundo del taller en particular hemos de celebrar nuestra pervivencia, no sé ya si nuestra supervivencia, en el espacio-tiempo del sector.

“Yo no celebro nada, ojalá pueda hacerlo algún día, porque apenas llevo un par de años en esto”, me dice en una pausa un gerente de un taller asistente, como yo, a un congreso sectorial hace unas semanas, en los que los organizadores repetían por enésima vez la estructura, contenidos y caras que plantean en cada cita, esta vez engalanados en forma de aniversario y con sabor a permanencia.

Yo, escuchando al reparador, sonreía. Porque, aunque el tiempo es relativo, los modismos actuales tienden más a celebrar el tiempo al pie del cañón, como sinónimo de mucha dedicación, que a hacerlo por haber tomado las decisiones correctas que han dado lugar a que la empresa, el taller, lleve en tal calle de la ciudad o pueblo tantos años, aunque sean solo dos.

“Hemos hecho mucho”. No lo dudo. “Empezamos casi a ciegas, hoy sabemos lo que queremos”. Esa frase me hace sonreír de nuevo, porque cuanto más escucho a la gente, más me doy cuenta de que son minoría los que saben lo que quieren conseguir con su negocio y, lo principal, saben cómo lograrlo.

Porque no se trata sólo de “echar horas”, de trabajar a destajo o de “coger todo lo que me entra”. Entiendo que a veces todos hemos de hacerlo, ya sea en un banco de pruebas, en un elevador o en la mesa de una oficina de un centro de negocios. Se trata de tener claro en qué te quieres especializar, en qué eres bueno, en qué sabes que los demás van a invertir su dinero contigo.

No es fácil conocerse a uno mismo, no es fácil saber en qué podemos destacar. Pero si dedicamos tiempo a averiguarlo, si preguntamos a nuestros clientes, a nuestros proveedores, si tenemos claro que no queremos ser uno más, podemos averiguarlo.

“No se trata de hacer lo que hacen todos”, me atrevo a decirle a mi anónimo compañero de pausa café. Se acaba el descanso, nos citan de nuevo en la sala, dejamos la taza vacía de café en la mesa y volvemos a ser audiencia de unos organizadores orgullosos, y con razón, de una trayectoria.

Yo les doy la enhorabuena no solo por estar varias décadas en la pomada del sector, se las doy también por haber sido capaces de conocerse y haber podido ser diferentes a otros. Haber podido ser, y seguir siendo, ellos mismos. A algunos les cuesta muchos años, a otros dos. Porque veinte años no son nada.

Sobre el autor

Gerardo Martínez es socio director de ESB Consultores, consultora especializada en Dirección Estratégica Empresarial. Ha dedicado muchos años a trabajar en el sector de la posventa. Apasionado del Marketing, de la comunicación y de la vida en general, sigue pensando que queda mucho por hacer y por aprender. Desde esta ventana, trata de aportar algo de luz al taller, que considera el pilar básico de nuestro sector.

Próximos cursos / Academia

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña