Reparación | La transparencia en el recambio, arma del taller ante la presión de las aseguradoras

Asetra defiende en una circular a sus asociados que los establecimientos se puedan negar a usar el impuesto por las compañías.

La transparencia en el recambio, arma del taller ante la presión de las aseguradoras La transparencia en el recambio, arma del taller ante la presión de las aseguradoras
La transparencia en el recambio, arma del taller ante la presión de las aseguradoras

Ante la creciente preocupación de los talleres por las presiones de las aseguradoras sobre el recambio, Asetra ha enviado a todo sus asociados una circular informativa cuyo contenido ha transcendido.

En ella, la patronal recuerda que el recambio viene siendo "desde hace tiempo un eje estratégico del sector", ya que influye en "aspectos clave de la política comercial del taller y de sus relaciones con las aseguradoras y clientes".

Entre dichos aspectos clave, la asociación madrileña señala "el precio y el margen comercial (descuentos, rappel, etc.), el intento de imposición del tipo de recambio que se instala y la obligación de adquirirlo a determinados proveedores en el caso de alguna aseguradora".

Frente a estas prácticas, de las que Asetra ha venido advirtiendo en los últimos tiempos, "el taller sólo puede esgrimir, como arma de defensa, la responsabilidad de su instalación. Y es que, aunque las consecuencias de esta responsabilidad pueden ser importantes por sus efectos en la reputación del taller y en los tiempos invertidos en una reparación, a nadie más parece importarle. El resto de agentes buscan a través de trasladar su presión al taller una mejora de su posición competitiva, de su cuenta de resultados".

La lectura de esta situación, a juicio de Asetra es que "algunas aseguradoras pretenden que el taller sea el pimpampum de su juego, que genera un círculo vicioso que es preciso romper para sacudirse la presión a la que aludíamos".

En este contexto, la patronal madrileña entiende que el taller tiene "el deber y el derecho de informar al usuario del tipo de recambio que emplea, como un método ineludible para hacer valer su posición en esta cadena e incrementar el valor de su servicio a través de la información, de la garantía de la reparación y la responsabilidad que ofrece".

De este modo, Asetra considera que "sólo desde la transparencia se podrá romper la presión de determinadas aseguradoras y el círculo vicioso que se cierne sobre el taller, tratando de que cada uno (taller, aseguradora, cliente) asuma su propia responsabilidad ante la política de recambio que se practica en cada operación, e incluso sus efectos en la contratación del seguro".

La asociación madrileña defiende en dicha circular que "la transparencia rompe con la opacidad, hace al cliente conocedor de la política del taller y, sobre todo, de la política de su compañía aseguradora, poniéndolo ante el reto de adoptar decisiones una vez que conoce la información sobre el recambio empleado".

Para Asetra, la transparencia por la que aboga se traduce "en plasmar en factura de forma diáfana, de modo que el cliente lo entienda, el tipo de recambio empleado, ya sea el mismo con el que el vehículo sale de fábrica que alguna aseguradora quiere que se instale, porque es el que aseguran en la póliza, o el llamado recambio de calidad equivalente que otras quieren instalar y alguna impone a partir de una determinada edad del automóvil".

Para concluir, la asociación se ofrece para "atender todas aquellas dudas que sobre esta u otra materia le puedan surgir" al asociaciado y anuncia que "próximamente" tratará de facilitar modelos de textos "que puedan plasmarse en factura de modo inequívoco".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña