Reparación | La placa-distintivo del taller, indicador de legalidad

Entre la información que ofrece está la actividad y especialidades que ofrecen en el negocio que luce este elemento.

Las ramas indicadas en la placa son mecánica, electricidad, carrocería y pintura. Las ramas indicadas en la placa son mecánica, electricidad, carrocería y pintura.
Las ramas indicadas en la placa son mecánica, electricidad, carrocería y pintura.

Hoy en día, todos los talleres conocen la obligatoriedad de tener una placa-distintivo del negocio en la entrada del mismo como indicador de su legalidad.

Pero además, esta señal supone información adicional gracias a los símbolos que aparecen reflejados en ella, como la actividad o especialidad que se lleva a cabo en el establecimiento.

Además, este distintivo debe mostrarse en un lugar fácilmente visible de la fachada exterior del edificio en el que se ubica, tal y como recoge el artículo 6 del Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero.

Para entender estos símbolos e interpretar la información que ofrecen, GT Motive publica un artículo, donde explica que la placa (cuadrada y de 480 milímetros de lado) se divide en tres franjas.

En la primera, se hace referencia a las ramas de actividad del taller, en la segunda, a las especialidades y en la tercera aparecen las siglas de la provincia donde se ubica el taller, el contraste y el número del Registro Especial.

El artículo indica que existen cuatro ramas de actividad en los talleres, por lo que la placa solo debe incluir los símbolos que correspondan a los servicios ofrecidos: mecánica (una llave inglesa), electricidad (una flecha quebrada), carrocería (un martillo) y pintura (pistola de pintar).

En cuanto al espacio dedicado a las especialidades, este se divide en dos rectángulos. El de la izquierda menciona especialidades referentes a ruedas y neumáticos, equipos de inyección, radiadores, lunas, autorradios y comunicaciones, aire acondicionado, climatización y enganches.

El rectángulo de la derecha contiene un símbolo que corresponde al taller de reparación de motocicletas. En el caso de que se trate de talleres dedicados exclusivamente a la reparación de vehículos automóviles de más de tres ruedas, este espacio aparecerá vacío.

Por otro lado, el espacio inferior de la placa-distintivo se encuentra dividido también en tres zonas: la izquierda, para las siglas de la provincia donde radica el taller; la central, para el contraste estampado por el órgano competente, y la de la derecha, con el número de inscripción en el Registro Especial.

Desde GT Motive indican que la interpretación de estos símbolos ayudará a los clientes a conocer los servicios ofrecidos, además de suponer un elemento de confianza que asegura que se trata de un negocio legal.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña