Reparación | Los coches consumen hasta el 42% más de lo que indican los fabricantes

La diferencia entre el consumo oficial y el real aumenta hasta el 50% en el caso de los vehículos diésel, según el ICCT.

Los conductores gastan hasta 450 euros más en combustible de lo que prevén los fabricantes. Los conductores gastan hasta 450 euros más en combustible de lo que prevén los fabricantes.
Los conductores gastan hasta 450 euros más en combustible de lo que prevén los fabricantes.

El consumo de combustible no es un aspecto que afecte directamente al trabajo diario del taller pero sí es un tema que preocupa, y mucho, tanto a los clientes, como a los profesionales en cuanto a usuarios de vehículos. De este modo, estos contenidos son interesantes para compartirlos con nuestros clientes en páginas web y perfiles de redes sociales.

Uno de los últimos estudios publicados sobre este tema es el elaborado por el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT) en el que se afirma que los coches europeos tiene una media de consumo real del 42% superior a lo que indican los fabricantes. Dicha diferencia aumenta en el caso de los diésel hasta el 50%.

Asimismo, el informe, que ha estudiado durante 15 años en seis países cerca de un millón de coches, señala que esta diferencia entre el consumo oficial y el real ya era del 9% hace 15 años.

Todas estas cifras implican, según los expertos, que los conductores pueden llegar a gastar al año hasta 450 euros más de lo previsto en combustible.

Además, según un artículo publicado en el diario 20 minutos, esto podría provocar al Gobierno estar perdiendo ingresos fiscales, ya que, en España, la compra de vehículos se grava con un tipo impositivo u otro en función de las emisiones de dióxido de carbono que produzca el coche.

No obstante, el problema radica, según el ICCT, en las pruebas de laboratorio con las que se determina el consumo de los vehículos. Así, los sistemas que ayudan al ahorro de combustible, como el Start&Stop o los motores híbridos, resultan mucho más eficientes en condiciones de laboratorio que en la circulación real.

Por otro lado, el informe asegura que los procesos de homologación que determinan el consumo oficial en esas pruebas tampoco tienen en cuenta el consumo adicional de otros elementos, como el aire acondicionado o los sistemas multimedia.

Por ello, el estudio concluye diciendo que sería necesario mejorar estas pruebas que ofrezcan unos datos más ajustados en cuanto al consumo real de los automóviles.

Actualmente, la Unión Europea prevé un nuevo proceso de homologación de vehículos, el Worldwide Harmonized Light Vehicle Test Procedure (WLTP), que comenzará a aplicarse en 2017.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña