Reparación | El área de movilidad de Bosch creció un 5,5% en 2016

El Grupo Bosch registró un beneficio operativo de 4.300 millones en el ejercicio 2016.

Sede de Bosch en Alemania Sede de Bosch en Alemania
Sede de Bosch en Alemania

El proveedor alemán Bosch ha publicado los resultados correspondientes al ejercicio 2016, en el que logró un beneficio operativo antes de impuestos de 4.300 millones de euros, con unas ventas que alcanzaron los 73.100 millones de euros, un 3,5% más que las registradas en 2015 “a pesar de las condiciones desfavorables del mercado”, según explicó su consejero delegado Volkmar Denner.

El área de movilidad, Mobility Solutions, creció un 5,5% con respecto al ejercicio anterior y por encima de la producción mundial de automóviles. Esta área aportó, según cifras provisionales, 44.000 millones en 2016, con especial importancia de los sistemas de inyección de gasolina —vendió 250 millones de inyectores de alta presión—, las herramientas de asistencia al conductor y las aplicaciones de información y entretenimiento.

Además, Denner afirmó que la compañía está volcada en las áreas de automatización, electrificación y conectividad para intentar erradicar las muertes relacionadas con el tráfico y mejorar la calidad del aire. Por ello está invirtiendo una gran parte de su presupuesto en I+D —en 2016 gastó 6.600 millones en esta materia— para conseguir un avance “significativo” en la tecnología de baterías y hacer “asequible” la conducción eléctrica a nivel masivo. De hecho, Bosch ha creado un campus en su sede de Feuerbach, en Stuttgart, que aglutina sus actividades relacionadas con celdas y baterías, para crear los modelos del futuro en serie.

Sin embargo, el proveedor germano también seguirá invirtiendo en la mejora del motor clásico de combustión, desarrollando propulsores que funcionen con combustibles sintéticos, que pueden “ahorrar recursos y ser neutrales en relación al CO2”.
 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña