Reparación | Sigaus desmiente que se vaya a cobrar por retirar el aceite usado

La entidad ha querido precisar las manifestaciones realizadas recientemente por la asociación Aniaga a InfoTallerTv.

Sigaus desmiente que se vaya a cobrar por retirar el aceite usado Sigaus desmiente que se vaya a cobrar por retirar el aceite usado
Sigaus desmiente que se vaya a cobrar por retirar el aceite usado

"Sigaus ha garantizado, y va a seguir garantizando, la gratuidad del servicio de recogida, facilitando al taller, si fuera necesario, un gestor que preste dicho servicio sin coste para el productor".

Así de contundente se ha mostrado la entidad sin ánimo de lucro responsable del SIG de referencia en España para la recogida y tratamiento del aceite industrial usado, al precisar las manifestaciones realizadas hace unos días a InfoTallerTv por la asociación de gestores de aceites usados Aniaga en relación al cobro por la retirada del aceite usado en los talleres.

Sigaus señala en un comunicado de 9 puntos que "el SIG nunca ha admitido que los establecimientos de reparación deban pagar" por este servicio. En este sentido, Sigaus ha aclarado que "el coste de la gestión del aceite usado, del que deriva el déficit de gestión y, por tanto, las cuantías que financia Sigaus por las distintas operaciones de recogida y tratamiento, no puede ser determinado unilateralmente por un grupo de gestores por ser éstos parte interesada, sino que ha de ser definido por un estudio independiente".

Dicho estudio, afirma la organización "objetiva las múltiples casuísticas de las empresas del sector, en base a la información suministrada por ellas. Y ello con el objetivo de ajustar la financiación (que finalmente recae sobre el consumidor) exclusivamente a la cobertura de los déficits de gestión y, tal y como dispone la legislación en vigor, incluyendo un beneficio razonable del gestor".

Adicionalmente, desde el inicio de su actividad -en 2007-, Sigaus aclara que ha venido adoptando medidas para evitar que los talleres tengan que pagar por la retirada del aceite usado. "Es público y notorio que Sigaus ha ofrecido a todos los generadores de aceites usados (como los talleres) unos canales en los que se les suministra información sobre recogedores que les retirarían el residuo de forma gratuita, siempre que se encontrase dentro de especificaciones. No obstante, es evidente que las relaciones comerciales entre taller y recogedor son libres, por lo que el gestor no tiene una obligación legal de realizar la recogida de forma gratuita, lo que es muy diferente a decir que los talleres estén obligados a pagar por el servicio".

En este contexto, y en un sector tan dependiente de la cotización del petróleo y sus derivados, la evolución de los precios de las materias primas "ha venido afectando a los ingresos y, en consecuencia, al déficit de gestión de estas actividades. Por este motivo, Sigaus ha ido modificando anualmente las cuantías abonadas a los gestores de aceites usados, de acuerdo a los mencionados estudios".

Para hacer frente a esta financiación, la entidad recuerda que aporta 60 €/Tn de aceite lubricante puesto en el mercado "por lo que, si se toma en consideración un porcentaje de generación de aceites usados del 41,4% (según datos oficiales del informe aportado a las Administraciones Públicas), la cifra correcta aplicada es de 145 € por cada tonelada de aceite usado gestionada".

Por el momento, argumenta la organización, "dichos ingresos han sido suficientes para cubrir los gastos del sistema, generando, en algún ejercicio, superávits que se han dedicado íntegramente a cubrir los déficits de otros ejercicios, tal como indica el Ministerio de Hacienda para Sigaus, como entidad sin ánimo de lucro".

Ante la situación creada en los últimos tiempos, Sigaus afirma que entiende que, en el marco de una negociación abierta, "un determinado grupo de empresas gestoras se guíe por sus legítimos intereses económicos". Mientras, "lejos de los intereses empresariales", la entidad asegura que "actúa bajo el compromiso ambiental de recoger y gestionar todo el aceite usado en España, aplicando los procedimientos necesarios para asegurar dicha gestión de la forma más eficiente posible y, por tanto, menos gravosa para el consumidor sobre el que, en última instancia, recae el coste del sistema".

Sigaus recuerda que, desde 1991 y hasta 2006, "se realizó todos los años una convocatoria pública de subvenciones para cubrir los déficits de explotación de las distintas operaciones de gestión de aceites usados, de manera muy similar a lo que se viene haciendo a través de los SIG de aceites usados". De hecho, continúa la entidad, "para evitar distorsiones en el mercado y ante la falta de datos contrastados en el inicio de su actividad, el primer año Sigaus abonó a los gestores de aceites usados las mismas cantidades fijadas en la última convocatoria anual de subvenciones y, posteriormente, fue ajustando de forma periódica dichas cantidades, según los resultados derivados de estudios técnico-económicos realizados por una empresa externa independiente".

La entidad recuerda que su objetivo es "garantizar la recogida y gestión del aceite usado en toda España, dado que se trata de dos actividades deficitarias. Para ello, obtiene sus ingresos de las empresas que comercializan aceites industriales en España que están adheridas a Sigaus, como establece la ley. "Dichos ingresos, recuerdan desde la organización, "son empleados en cubrir los déficits económicos de las empresas que recogen y tratan el aceite usado, de manera que los establecimientos productores (como son los talleres) no tengan que pagar cantidad alguna por la retirada del residuo (si el aceite cumple especificaciones)".

Por todo ello, concluye Sigaus, y "asumida que la práctica totalidad de las afirmaciones" vertidas a InfoTallerTv, "son atribuibles a la asociación Aniaga", la entidad advierte de que "se reserva el derecho al ejercicio de las acciones que legítimamente nos corresponden para la defensa del buen nombre de Sigaus, así como el de poner los hechos en conocimiento de los organismos reguladores en materia de Competencia", por si tales afirmaciones pudieran ser consideradas como "conductas colusorias consistentes en prácticas concertadas para la fijación, de forma directa o indirecta, de precios o de otras condiciones comerciales o de servicio".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña