Neumáticos | Neumáticos en mal estado, en tres de cada cuatro accidentes

3 de cada 4 accidentes debidos a fallos técnicos, causados por neumáticos en mal estado 3 de cada 4 accidentes debidos a fallos técnicos, causados por neumáticos en mal estado
3 de cada 4 accidentes debidos a fallos técnicos, causados por neumáticos en mal estado

Los neumáticos en mal estado están presentes en tres de cada cuatro accidentes con víctimas, teniendo en cuenta sólo aquellos en los que se ha detectado un fallo mecánico como posible causa del siniestro, según el informe realizado por Race y Goodyear sobre las cubiertas de segunda mano.

El 53% de estos defectos son exceso de desgaste, seguido de pinchazos y reventones, con el 19%.

Los neumáticos de segunda mano implican una pérdida de prestaciones, que se traduce en vibraciones, no pisar bien las curvas, desgaste prematuro e irregular, menor estabilidad e incremento en la distancia de frenado.

La rentabilidad del neumático de segunda mano, en cuestión
La rentabilidad del neumático de segunda mano, en cuestión

Además, la rentabilidad del neumático de segunda mano también está en cuestión. En concreto, el informe señala que, en un neumático al 80% de su vida útil, si se extrapola al coste por milímetro de banda de rodadura, cuyo límite en España es de 1,6 mm, el ahorro es de sólo 1,5 euros. “Insignificante” califica el estudio por la pérdida de prestaciones y el riesgo para la seguridad.

En un neumático al 60% de su vida útil, la rentabilidad es cero; mientras que al 40%, hay una pérdida de 4,7 euros por milímetro.

Uno de los aspectos en los que hace más hincapié el estudio presentado por Race y Goodyear es en la falta de una legislación específica que regule el mercado de venta de segunda mano de neumáticos.

Por el contrario, se pone como ejemplo la normativa del Reino Unido, donde se establecen una serie de pautas para autorizar su comercialización. Así, no debe haber cortes en el exterior de más de 25 mm o superiores al 10% de la sección del neumático, bultos, protuberancias o roturas internas o externas y daños por penetración no reparados, entre otros requisitos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña