Neumáticos | Mantenimiento de sensores de presión, una oportunidad de negocio

Kit de válvulas de control de presión TPMS Kit de válvulas de control de presión TPMS
Kit de válvulas de control de presión TPMS

Cada vez hay más talleres de neumáticos que reciben vehículos con sistemas TPMS de control de presión de neumáticos. Sernesa, empresa especializada en accesorios y maquinaria para la reparación de neumáticos, ha repartido gratuitamente más de 2.000 ejemplares de su folleto sobre TPMS, donde informa sobre los puntos y procesos más importantes que hay que tener en cuenta, así como las oportunidades de negocio que se están generando.

En noviembre del 2012 entró en vigor una ley europea que obliga al fabricante de origen a la instalación de TPMS en todos los vehículos nuevos tipo M1. A partir de noviembre de 2014, todos los vehículos tipo M1 deberán contar con TPMS instaladas y en la mayor parte de Europa no pasarán las pruebas de ITV a partir de enero del 2015 de detectarse problemas en este sistema.

En la actualidad, la mayor parte de la atención está fijada en el reemplazo de sensores, y qué útil de diagnóstico se debe elegir para el taller. Según Sernesa, este año se podrá ver el lanzamiento de sensores programables de Schrader y Alligator, y sensores multiprotocolo que serán introducidos por parte de Tech y VDO.  Los fabricantes de útiles de diagnóstico, tales como Ateq, han trabajado de la mano de los fabricantes de sensores para garantizar que sus útiles funcionan y pueden programar todos esos sensores de reemplazo. De esta forma, tener opciones del sensor y útil de diagnóstico no será un problema para el taller, explica Sernesa.

Los sensores duran alrededor de cinco años o 100.000 km.  Por cada sensor reemplazado que esté correctamente mantenido puede haber tres sets de ruedas cambiadas o pinchazos reparados.  Por este motivo, el taller puede generar ingresos recurrentes ahora mismo. Muchos talleres no reparan sensores y no aprovechan las oportunidades de mantener sensores TPMS.

En el mercado actual hay disponibles kits de recambio para sensores, incluso con recambios originales de las marcas citadas.  El taller cobrará por cuidar del sensor del cliente de 6 a 12 euros, y estos componentes cuestan alrededor de 1 euro. Sernesa recuerda que sólo se exige un poco de interés, conocimiento y compromiso con el cliente, quien necesita saber porqué es importante cuidar los sensores y la importancia de la presión de la rueda.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña