Concesionarios | Un concesionario, multado por enviar publicidad por mail

Tras realizar una reparación, un cliente recibió varios correos y solicitó al establecimiento la baja de este servicio, sin éxito.

El demandante solicitó que no se le enviarán más mails de este tipo. El demandante solicitó que no se le enviarán más mails de este tipo.
El demandante solicitó que no se le enviarán más mails de este tipo.

La Agencia Española de Protección de Datos acaba de sancionar con 1.000 euros a los responsables de un concesionario de la ciudad de Gijón por no tratar con la adecuada diligencia los datos personales de uno de sus clientes.

Según la institución pública, el departamento de publicidad de la empresa multada habría mandado un correo electrónico a un ciudadano, el cual, previamente, había comunicado que no quería continuar recibiendo promociones.

El demandante compró en febrero de 2015 un coche en este concesionario. Tras efectuar una reparación en dichas instalaciones, recibió un mail con publicidad de la empresa, al que respondió pidiendo que no se le remitieran más misivas de este tipo.

Al cabo de nueve meses, volvió a recibir otro mail desde la cuenta de la marca que distribuía el concesionario sancionado.

El centro asegura que el cliente no solicitó la baja de este servicio, según se indica en La Nueva España, a través de los medios requeridos por la empresa. Por este motivo, Protección de Datos les acusa de no haber tramitado la solicitud del demandante.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña