Reparación | Piden cuatro años de cárcel y cierre del taller por manipular cuentakilómetros

La fiscalía asegura que los acusados habrían defraudado más de 60.000 euros. Rebajaban entre 50.000 y 100.000 km.

A algunos coches se les rebajaban entre 50.000 y 100.000 kilómetros. A algunos coches se les rebajaban entre 50.000 y 100.000 kilómetros.
A algunos coches se les rebajaban entre 50.000 y 100.000 kilómetros.

La fiscalía acusa a los propietarios de un concesionario de coches de Cambados (Pontevedra) de estafa por alterar, supuestamente, el cuentakilómetros de una veintena de vehículos de ocasión.

Por este motivo, solicitan penas de cuatro años de prisión, el cierre del taller durante cuatro años, así como una multa e indemnización a los clientes perjudicados de acuerdo con las cantidades cobradas de más por la venta de los vehículos afectados.

Los dueños de los concesionarios de una marca francesa llevaron a cabo dicha actividad ilícita entre 2010 y 2011. La fiscal argumenta que "se aprovecharon de su credibilidad empresarial para vender a varias personas vehículos de ocasión, alterando el marcador, donde figuraban menos kilómetros de los que realmente tenían”.

La acusación subraya que a algunos coches se les rebajaban entre 50.000 y 100.000 kilómetros y así no superar nunca los 100.000 kilómetros. De esta manera, se garantizaba un estado seminuevo del motor y se cobrara un precio más elevado que el valor real de mercado.

El perjuicio ocasionado a los diferentes adquirentes oscila entre 350 y más de 6.000 euros, según el fiscal, que añade que la cantidad total defraudada ascendería a 66.429 euros.

Sin embargo, subraya que cuatro de los perjudicados renunciaron al ejercicio de acciones civiles y penales contra los dos acusados.

Este tipo de situaciones suelen descubrirse cuando los afectados pasan la revisión técnica del vehículo y se comprueban los datos que figuran en la documentación y la tarjeta que emite la empresa oficial.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña