Pinceladas_reparadoras_Mar_Calderon Mar Calderón

| Optimismo en tiempos de crisis | -

Optimismo en tiempos de crisis Optimismo en tiempos de crisis
Optimismo en tiempos de crisis

En tiempos económicos difíciles, se corre el riesgo de caer en el pesimismo. Aunque muchos siguen asegurando que el brutal descenso en las ventas de vehículos nuevos beneficiará en el medio plazo a los talleres de reparación, algunos profesionales no lo tienen tan claro.

De hecho, el 8% de los talleres españoles considera que tendrá que cerrar sus puertas en el plazo de dos años, según una encuesta que realizó entre casi 400 talleres por la consultora especializada Gipa. El mismo estudio revela que el 10,5% de los talleres admite haber aumentado los plazos de pago a sus proveedores.

Por otro lado, a consecuencia de la crisis, los talleres han tenido que reducir sus plantillas. Concretamente en el caso de los establecimientos multimarca, el 30% de los mismos se vio obligado a prescindir de trabajadores durante 2008.

Como era de esperar, la situación ecnonómica está influyendo en los hábitos de los consumidores. El 6,3% de los conductores reconoce estar ahorrando en el mantenimiento de su vehículo. Entre todos ellos, el 35% compara el precio que le ofrecen los distintos talleres, el 28% intenta retrasar la próxima revisión de su vehículo, y el 22% opta por intentar hacerla por sí mismo.   

El taller debe tener en cuenta esta nueva realidad y ser consciente de que los clientes, y sus circunstancias, están cambiando. Por eso, tiene que ofrecer soluciones que se ajusten a sus necesidades, esforzarse más que nunca en el terreno del márketing y la comunicación, cuidar sus promociones y ofertas (del tipo 3x2, revisiones gratuitas o regalos directos) y saber atraerlos a través de facilidades de pago o servicios extra que supongan un valor añadido. Además, debe seguir actuando como prescriptor de seguridad y animar a los conductores a que realicen las revisiones necesarias y mantengan su vehículo en buenas condiciones.  

Aunque la crisis obliga a los clientes a mirar más su bolsillo, aproximadamente el 5% de los conductores ha elevado su preocupación por mantener su coche en buen estado. Este perfil se corresponde con personas que no han perdido poder adquisitivo, pero tampoco se atreven a adquirir un vehículo nuevo, precisamente por las malas previsiones económicas, y deciden alargar la vida del que ya tienen. Esta situación beneficia claramente al taller, ya que estos coches cuentan con más posibilidades de ser reparados.

En todo caso, aunque estos datos invitan a mantener el optimismo, serán los propios talleres los que determinen su futuro. Sólo los que apuesten por la formación, inviertan y conozcan bien a sus clientes y sepan cómo dirigirse a ellos tendrán el éxito asegurado.

Sobre el autor

Mar Calderón, periodista licenciada en CC. de la Información, es directora de Contenidos de Infocap e Infotaller.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña